Frases de La dama y el unicornio

La dama y el unicornio

20 frases de La dama y el unicornio (The lady and the unicorn) de Tracy Chevalier, libro de 2003.... El seductor Nicolas des Innocents recibe el encargo del noble parisino Jean Le Viste de diseñar unos tapices. Cuando conoce a la hermosa hija del noble, nace entre ellos una pasión imposible para la época.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Tracy Chevalier son: amor imposible, ficción histórica, nobleza, parís, pasión prohibida, seducción, taller, tapiz.

Frases de Tracy Chevalier Libros de Tracy Chevalier

Frases de La dama y el unicornio Tracy Chevalier

01. Me siento como un pájaro que, herido por una flecha, ya no puede volar.

Herido


02. Los tapices son muy distintos de los cuadros... Los artistas que no han trabajado con ellos no lo entienden.

Tapiz


03. Ésa es una función que mis ojos comparten con los de otras personas: producir lágrimas.

Función


04. No me moví. Años de experiencia me han enseñado que perros, halcones y mujeres vuelven si te quedas donde estás.

Volver a verte


05. A los tejedores se les permite dibujar las plantas y los animales del fondo: lo único que no podemos hacer es cambiar las figuras.

Dibujar


06. Toco los colores. El rojo es suavemente sedoso, el amarillo pica, el azul es aceitoso. Bajo mis dedos aparece el mapa que forman los tapices.

Mapa


07. Por eso me gustan los tapices: se tarda mucho tiempo en hacerlos, y crecen a lo largo de meses, como las plantas de mi jardín.

Tapiz


08. Se supone que el corte de un tapiz es un momento de alegría, pero sus alaridos nos empujaron a cortarlo lo más deprisa que pudimos.

Tapiz


09. La pinté especialmente para vos, con el fin de que los tapices no se ocupen sólo de una seducción, sino que traten también del alma.

Tapiz


10. En ningún sitio soy tan feliz como en mi huerto. Es el lugar más seguro del mundo. Conozco todas las plantas, todos los árboles, todas las piedras, todos los terrones de arcilla.

Huerto


11. Me tumbó sobre un lecho de flores: margaritas y claveles, nomeolvides y aguileñas. No me importaba lo que quedase aplastado, excepto el lirio del valle que se balanceaba por encima de mi cara.

Valle


12. (...) Querría lo que pensaba que tenían todos los demás. Porque eso es lo que sucede con la nobleza que carece de la tradición de muchas generaciones: imita más que inventa.

Nobleza


13. Haz que el unicornio huela los claveles. U otro animal. Y en el tapiz en el que el unicornio descansa en el regazo de la dama, podrías hacer que le mostrara un espejo, para representar así la vista.

Unicornios


14. ¿Cómo encuentra las malas hierbas y sabe lo que son? No se dan cuenta de que las malas hierbas son como cualquier otra planta, excepto que nadie las quiere: tienen hojas y flores y aromas y tallos y savia.

Hierbas


15. (...) El pelo se te está volviendo gris. Tu hijo ya es un hombre y podría casarse si quisiera. Un día el taller será suyo. ¿Quieres que vaya a la ruina y que destruya todo lo que has construido?

Taller


16. (...) Es un buen chico y un buen tejedor. Le has enseñado bien. Pero si ha de sucederte en el taller, también necesita estar al tanto del asunto del dinero: el regateo, las condiciones aceptadas. ¿Por qué lo mantienes al margen?

Taller


17. Toda mi experiencia como lissier me decía que no: poco dinero, trabajo excesivo para el taller, pérdida de otros encargos y un esfuerzo descomunal para terminarlos a tiempo. Si no calculaba bien las cosas, el taller podía irse a pique.

Taller


18. Pasamos por delante de las casas de los gremios que flanquean la plaza: los sastres, los pintores, los panaderos, los cereros y los carpinteros; los arqueros, los barqueros. Había movimiento en las casas, aunque fuese de noche. Los negocios no se detienen cuando se va la luz.

Plaza

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "La dama y el unicornio" de Tracy Chevalier.

Síguenos