Frases de La chica danesa

La chica danesa

8 frases de La chica danesa (The danish girl) de David Ebershoff, libro de 2000.... Einar Wegener junto a su esposa Gerda Gottlieb recorrerá un arduo y difícil camino al final del cual se encuentra una mujer llamada Lily Elbe, que fue el artista Einar Wegener.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de David Ebershoff son: amor inquebrantable, basado en hechos reales, búsqueda de la felicidad, dignidad del ser humano, dinamarca, discriminación, identidad de género, lgbt, luchar por un sueño, matrimonio, ser diferente, sexualidad, transgénero.

Frases de David Ebershoff Libros de David Ebershoff

Frases de La chica danesa David Ebershoff

01. (...) Era ahora un susurro cálido y acariciante.

Susurros


02. Lo único que quería era ser amado por un hombre.

Transexual


03. ¿No era ésta acaso la inacabable lucha de Greta? Una perpetua necesidad de sentirse libre y a solas, pero siempre querida y enamorada.

Enamorada


04. Su antigua energía, su necesidad de atacar constantemente el lienzo con nuevas ideas y temores, se había transferido ahora a Lili.

Lienzo


05. Nació en un páramo. Era un niñita nacida envuelta en un cuerpo de niño en un páramo.

Transexual


06. Pero su cráneo parecía contener dos cerebros, estaba hendido como una nuez: una mitad era de Einar, y la otra, de Lili.

Transexual


07. Era la señorita Lili Elbe, una chica danesa que estaba en Dresde. Una mujer joven cuya amiga más querida estaba en California y la había dejado, sintió de pronto, sola. Pensó en todos ellos: Henrik, Anna, Carlisle, Hans, Greta. Cada uno de ellos, a su manera, era parcialmente responsable del nacimiento de Lili Elbe. Ahora sabía lo que quería decir Greta: todo lo demás, Lili tendría que soportarlo sola.

Responsable


08. El sol le daba de lleno, y pensó en las noches en que Greta cepillaba su cabellera y sus pechos se apoyaban en su espalda. Pensó en la cama que compartían, y en como sus dedos meñiques se entrelazaban durante la noche, y en cómo la luz matinal caía sobre el rostro dormido de Greta, y ella, entonces, le besaba las mejillas, pensando: "¡Dios mío, ojalá pudiese ser tan bella como tú!".

Bella

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "La chica danesa" de David Ebershoff.

Síguenos