Frases de La casa de Bernarda Alba


¡Qué les importa a ellos la fealdad! A ellos les importa la tierra, las yuntas y una perra sumisa que les dé de comer. Acto primero, frases La casa de Bernarda Alba

Frases de machismo


Siempre has sido lista. Has visto lo malo de las gentes a cien leguas... Pero los hijos son los hijos. Ahora estás ciega. Acto segundo, frases La casa de Bernarda Alba

Frases de hijos


Niña, dame un abanico... Tome usted. (Le da un abanico redondo con flores rojas y verdes). Bernarda - (Arrojando el abanico al suelo) ¿Es éste el abanico que se da a una viuda? Dame uno negro y aprende a respetar el luto de tu padre. Acto primero, frases La casa de Bernarda Alba

Frases de viuda


¡No me mires más! Si quieres te daré mis ojos, que son frescos, y mis espaldas para que te compongas la joroba que tienes. Acto segundo, frases La casa de Bernarda Alba

Frases de ojos


Aquí se hace lo que yo mando. Ya no puedes ir con el cuento a tu padre. Hilo y aguja para las hembras. Látigo y mula para el varón. Eso tiene la gente que nace con posibles. Acto primero, frases La casa de Bernarda Alba

Frases de látigo


Subió, subió, subió la voz que parecía un cántaro llenándose de agua poco a poco. ¡Claro es que al final dio un gallo, pero da gloria oírlo! Acto primero, frases La casa de Bernarda Alba

Frases de gallo


Es así como se tiene que hablar en este maldito pueblo sin río, pueblo de pozos, donde siempre se bebe el agua con el miedo de que esté envenenada. Acto primero, frases La casa de Bernarda Alba

Frases de contaminación


Lo que pasa es que no tienes nada que decir. Si en esta casa hubiera hierbas, ya te encargarías de traer a pastar las ovejas del vecindario. Acto tercero, frases La casa de Bernarda Alba

Frases de criticar


¡Quisiera que ahora, que no come ella, que todas nos muriéramos de hambre! ¡Mandona! ¡Dominanta! ¡Pero se fastidia! Le he abierto la orza de chorizos. Acto primero, frases La casa de Bernarda Alba

Frases de opresores


Tirana de todos los que la rodean. Es capaz de sentarse encima de tu corazón y ver cómo te mueres durante un año sin que se le cierre esa sonrisa fría que lleva en su maldita cara. Acto primero, frases La casa de Bernarda Alba

Frases de abuso


Treinta años lavando sus sábanas; treinta años comiendo sus sobras; noches en vela cuando tose; días enteros mirando por la rendija para espiar a los vecinos y llevarle el cuento; vida sin secretos una con otra, y sin embargo, ¡Maldita sea! ¡Mal dolor de clavo le pinche en los ojos! Acto primero, frases La casa de Bernarda Alba

Frases de ira


Martirio. - Le tienen miedo a nuestra madre. Es la única que conoce la historia de su padre y el origen de sus tierras. Siempre que viene le tira puñaladas el asunto. Su padre mató en cuba al marido de primera mujer para casarse con ella. Luego aquí la abandonó y se fue con otra que tenía una hija y luego tuvo relaciones con esta muchacha, la madre de adelaida, y se casó con ella después de haber muerto loca la segunda mujer. Amelia. - Y ese infame, ¿Por qué no está en la cárcel? Martirio. - Porque los hombres se tapan unos a otros las cosas de esta índole y nadie es capaz de delatar. Acto primero, frases La casa de Bernarda Alba

Frases de infame

Obras relacionadas

La casa de Bernarda Alba

La casa de Bernarda Alba (1936), Federico García Lorca
  • Libro, 1936
  • Frases de La casa de Bernarda Alba: Obra teatral en tres actos que cuenta la historia de Bernarda Alba, que siendo viuda por segunda vez a los 60 años, decide vivir los siguientes ocho años en el más riguroso luto.
  • Libro esencial

Autor

Federico García Lorca (1898-1936): Escritor, poeta y dramaturgo español, autor de "Libro de poemas" (1921), "Mariana Pineda" (1927), "Poeta en Nueva York" (1930), "Bodas de sangre" (1933) y "La casa de Bernarda Alba" (1936).


Palabras clave

Viudez Miedos Fundamentalismo Condición de la mujer Violencia Falsa espiritualidad Falsas apariencias Guerra civil española Relación madre-hija Matrimonio sin amor Ambientada en España

Síguenos en