Frases de La broma

La broma

18 frases de La broma de Milan Kundera, libro de 1965.... Tras la expulsión de la universidad y del Partido Comunista checo, al estudiante Ludvik Jahn se le abre un mundo desconocido. Atrapado entre dos amores y de tropiezo en tropiezo, su vida se transformará en un cúmulo de situaciones grotescas.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Milan Kundera son: doble vida, hipocresía, partido comunista, ser diferente, triángulo amoroso, voluntad de vivir.

Frases de Milan Kundera

Frases de La broma Milan Kundera

01. El hombre debe tener ante todo el valor de ser él mismo.

Valor


02. ¡El optimismo es el opio del pueblo! El espíritu sano hiede a idiotez. ¡Viva Trotsky! Ludvik.

Opio


03. Comprendí que no podría huir de los recuerdos; que estaba rodeado por ellos.

Huir


04. Los partidarios de la alegría suelen ser de lo más tristes.

Alegría


05. Delante de ella me lo podía permitir todo: hasta la sinceridad, el sentimiento y el patetismo.

Sentimiento


06. No es de la fe de lo que estoy hablando. Son imágenes, ideas. No sé por qué tendría que deshacerme de ellas.

Imágenes


07. Sólo hay una cosa que nos separa del jazz. El jazz se desarrolla y se modifica rápidamente.

Jazz


08. Porque vivir en un mundo en donde no se le perdona nada a nadie, donde nadie puede redimirse, es lo mismo que vivir en el infierno.

Infierno


09. Todas las situaciones básicas de la vida son sin retorno. Para que el hombre sea hombre, tiene que atravesar la imposibilidad de retorno con plena conciencia.

Imposibilidad


10. El hombre puede pretender que una mujer haga lo que sea, pero si no quiere comportarse como un salvaje, tiene que hacer posible que actúe de acuerdo con sus más profundas ficciones.

Pretender


11. Todo depende de que el hombre sea tal como es, de que no se avergüence de querer lo que quiere y de desear lo que desea. La gente suele ser esclava de las ordenanzas.

Desear


12. No tenía, como los hipócritas, una cara verdadera y unas caras falsas. Tenía varias caras porque era joven y yo mismo no sabía quién era y quién quería ser.

Hipócritas


13. Sería tan sencillo encontrar la calma en el mundo de la imaginación. Pero yo siempre he tratado de vivir en los dos mundos al mismo tiempo y no abandonar uno de ellos por culpa del otro.

Calma


14. Siempre había vivido simultáneamente en dos mundos. Había creído en su mutua armonía. Era un engaño. Ahora había sido expulsado de uno de esos mundos. Del mundo real. Sólo me queda el imaginario.

Mundo


15. El jazz tiene una melodía totalmente particular, en la que se hace patente la escala original de seis tonos de los viejos cantos negros. Pero también nuestra canción popular tiene su melodía particular, tonalmente incluso mucho más variada.

Escala


16. (...) Ésta vez le añadió a su discurso ideas nuevas: el enemigo de clase había logrado penetrar directamente en el partido comunista; Pero los espías y los traidores debían saber que los enemigos enmascarados recibirían un tratamiento cien veces peor que aquellos que no ocultaban sus opiniones, porque el enemigo enmascarado es un perro sarnoso.

Partido comunista


17. A pesar de mi escepticismo me ha quedado algo de superstición. Por ejemplo esta extraña convicción de que todas las historias que en la vida ocurren tienen además un sentido, significan algo. Que la vida, con su propia historia dice algo sobre sí misma, que nos devela gradualmente alguno de sus secretos, que está ante nosotros como un acertijo que es necesario resolver.

Acertijo


18. Suele hablarse de amores a primera vista; sé perfectamente que el amor tiende a hacer una leyenda de sí mismo y a mitificar retrospectivamente sus comienzos; no pretendo, por eso, decir que se tratase de un amor tan repentino; pero lo que sí hubo fue una cierta clarividencia: la esencia del ser de Lucie -o para ser más preciso- la esencia de lo que luego Lucie fue para mí, la comprendí, la sentí, la vi de inmediato y en seguida; Lucie me trajo a sí misma tal como se le traen a la gente las verdades reveladas.

Clarividencia

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "La broma" de Milan Kundera.

Síguenos