Frases de India

4 frases de India (India: a wounded civilization) de V. S. Naipaul, libro de 1977... Visión lúcida, tierna y sarcástica de la India trazada sin prejuicios ni sentimentalismos. El enfrentamiento entre musulmanes e hindúes, los cambios en la institución familiar y la permanencia del sistema de castas

También puedes leer todas las frases de V. S. Naipaul que tenemos o ver su bibliografía en libros de V. S. Naipaul

Frases del libro

India

01.Despertar a la historia era dejar de vivir instintivamente. Era empezar a verse a sí mismo y al propio grupo como los veía el mundo exterior, y conocer una especie de rabia. La India estaba llena de esa rabia. Había habido un despertar general; pero todos despertaban en primer lugar a su grupo o comunidad; todo grupo se consideraba único en su despertar, y cada grupo trataba de distinguir su rabia de la rabia de otros grupos.

Frases de india


02.Los dirigentes sindicales no trabajan en nada. Los sindicatos representan en última instancia al auténtico bengalí: es indolente, no tiene ganas de trabajar, pero quiere algo a cambio de nada, y protege su dignidad a toda costa.

Frases de dirigentes


03.Era implacable con su causa, a pesar de que su propia necesidad de fe religiosa lo llevaba a contradicciones y compromisos, a pesar de que seguían manteniéndose las estructuras de casta en su propia familia, y a pesar de que, entre la basura de Madrás, las carreteras cuarteadas, la inexistencia de regulaciones municipales, del partidismo y los robos de la administración del MPD y de las administraciones sucesivas, se podía ver algo muy próximo al caos.

Frases de casta


04.La red de intermediarios constituye una fuerza impresionante en la india. Son una raza aparte. Incluso puede que sean distintos de los de otros países. La gran mayoría de las personas que forman parte de esa comunidad carecen de educación, pero tienen un talento natural para ganar dinero. Les gusta ganar más y más dinero. Es un negocio familiar, que se transmite de una generación a otra. Se pasan el día en la tiendecita, desde las diez de la mañana hasta las diez de la noche, y no les importa lo más mínimo: es su vida. Les llega el dinero a raudales y lo incrementan continuamente invirtiéndolo en empresas cada vez más lucrativas. Y les encanta demostrar que tienen dinero.

Frases de intermediario

Frases de obras similares