Frases de Iluminaciones

Iluminaciones

29 frases de Iluminaciones (Les Iluminations) de Arthur Rimbaud, libro de 1886.... Colección de poemas en prosa del poeta francés, con excepción de "Marina" y "Movimiento", que están en verso libre. Los poemas no poseen elementos prosaicos, son profundos y poéticos y con carácter surrealista.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Arthur Rimbaud son: adolescencia, amor por la naturaleza, angustia, creación y destrucción de vida, eternidad, éxtasis, fraternidad, infierno, pasión por la música, poesía en prosa, surrealismo, vivir en la ciudad.

Frases de Arthur Rimbaud Libros de Arthur Rimbaud

Frases de Iluminaciones Arthur Rimbaud

01. Tan simple como una frase musical.

Simple


02. Únete a nosotros con tu voz imposible, ¡Tu voz! , único adulador de esta vil desesperanza.

Desesperanza


03. ¡Oh Dulzuras, oh mundo, oh música!

Escuchar música


04. A nuestro deseo le hace falta la música sabia.

Música


05. El alto estanque humea continuamente. ¿Qué bruja va a erguirse en el blanco crepúsculo? ¿Qué frondas violetas han de descender?

Violetas


06. Llegada desde siempre, tú que irás por todas partes.

Llegada


07. Su soledad es la mecánica erótica, su lasitud, la dinámica amorosa.

Mecánica


08. Ver lo invisible, oír lo inaudible.

Oír


09. Imposible expresar la luz mate producida por el cielo inmutablemente gris, el esplendor imperial de las construcciones, y la nieve eterna del suelo.

Esplendor


10. Las nubes se agolpaban sobre la alta mar hecha de una eternidad de cálidas lágrimas.

Nubes


11. Un golpe de tu dedo sobre el tambor descarga todos los sonidos e inicia la nueva armonía.

Tambor


12. Mientras los fondos públicos se gastan en fiestas de fraternidad, suena una campana de fuego rosa en las nubes.

Fraternidad


13. ¡Ah!, el egoísmo infinito de la adolescencia, el optimismo estudioso: ¡Qué lleno de flores estaba aquel verano el mundo!

Adolescencia


14. He tendido cuerdas de campanario a campanario; guirnaldas de ventana a ventana; cadenas de oro de estrella a estrella, y bailo.

Cuerdas


15. Cambia nuestra suerte, acribilla las plagas comenzando por el tiempo.

Suerte


16. Él es el amor, medida perfecta y reinventada, razón maravillosa e imprevista, y la eternidad: amada máquina de las cualidades fatales.

Cualidades


17. La música, vorágine de remolinos y choque de témpanos en los astros.

Música


18. Yo debería tener un infierno para mi cólera, un infierno para mi orgullo, y el infierno de las caricias; un concierto de infiernos.

Infierno


19. Soy un inventor de muy distinto mérito que todos los que me han precedido; incluso un músico, que ha encontrado algo así como la clave del amor.

Músico


20. Cuando somos muy fuertes, - ¿Quién retrocede? , cuando estamos muy alegres, - ¿Quién hace el ridículo? Cuando somos muy malvados, - ¿Qué harían con nosotros? Engalanaos, bailad, reíd.

Bailar


21. ¡Oh la faz cenicienta, el escudo de crin, los brazos de cristal! ¡El cañón sobre el que debo arrojarme por entre la refriega de los árboles y el aire leve!

Escudo


22. Los senderos son ásperos. Los montículos se cubren de retamas. El aire está inmóvil. ¡Qué lejos los pájaros y las fuentes! Tiene que ser el fin del mundo, si avanzamos.

Fin del mundo


23. Golpeó una puerta, y, en la plaza de la aldea, el niño hizo girar sus brazos, comprendido por las veletas y los gallos de los campanarios de todas partes, bajo el deslumbrante chubasco.

Plaza


24. Yo observo la historia de los tesoros que ustedes encontraron. ¡Veo la continuación! Mi sabiduría es tan despreciada como el caos. ¿Qué es mi nada, frente al estupor que les espera a ustedes?

Caos


25. Son los conquistadores del mundo buscando la fortuna química personal; el sport y el confort viajan con ellos; llevan la educación de las razas, las clases y las bestias, en ese navío.

Conquistadores


26. Cuando el mundo sea reducido a un solo bosque negro para nuestros cuatro ojos atónitos, - a una playa para dos niños fieles, - a una casa musical para nuestra clara simpatía, - yo te encontraré.

Fieles


27. Soy el santo, orando en la terraza, como las bestias pacíficas que pacen hasta el mar de Palestina. Soy el sabio del sillón sombrío. Las ramas y la lluvia se lanzan contra la ventana de la biblioteca.

Biblioteca

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Iluminaciones" de Arthur Rimbaud.

Síguenos