Frases de Horal

Horal

8 frases de Horal de Jaime Sabines, libro de 1950.... Primer libro de poesías del autor, donde ya comienza a vislumbrarse sus características más importantes como poeta.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Jaime Sabines son: desnudez, hacerse cargo de uno mismo, sexo, ternura.

Frases de Jaime Sabines Libros de Jaime Sabines

Frases de Horal Jaime Sabines

01. Mi corazón emprende de mi cuerpo a tu cuerpo último viaje.

Viaje


02. ¿Han visto ustedes un gesto de ternura en el rostro de un loco dormido?

Ternura


03. Les llega a veces un olor a tierra recién nacida, a mujeres que duermen con la mano en el sexo, complacidas, a arroyos de agua tierna y a cocinas. Los amorosos se ponen a cantar entre labios una canción no aprendida. Y se van llorando, llorando la hermosa vida.

Cantar


04. No me digan ustedes en dónde están mis ojos, pregunten hacia dónde va mi corazón.

Corazón


05. En silencio se van llenando el uno al otro. Cualquier día despiertan, sobre brazos; piensan entonces que lo saben todo. Se ven desnudos y lo saben todo.

Brazos


06. Amargo como esos minerales amargos que en las noches de exacta soledad -maldita y arruinada soledad sin uno mismo- trepan a la garganta y, costras de silencio, asfixian, matan, resucitan.

Amargo


07. Yo no lo sé de cierto, pero supongo que una mujer y un hombre algún día se quieren, se van quedando solos poco a poco, algo en su corazón les dice que están solos, solos sobre la tierra se penetran, se van matando el uno al otro.

Pareja


08. Aquí, no hay mujer. Me falta. Mi corazón desde hace días quiere hincarse bajo alguna caricia, una palabra. Es áspera la noche. Contra muros, la sombra lenta como los muertos, se arrastra. Esa mujer y yo estuvimos pegados con agua. Su piel sobre mis huesos y mis ojos dentro de su mirada. Nos hemos muerto muchas veces al pie del alba. Recuerdo que recuerdo su nombre, sus labios, su transparente falda. Tiene los pechos dulces, y de un lugar a otro de su cuerpo hay una gran distancia: de pezón a pezón cien labios y una hora, de pupila a pupila un corazón, dos lágrimas. Yo la quiero hasta el fondo de todos los abismos, hasta el último vuelo de la última ala, cuando la carne toda no sea carne, ni el alma sea alma. Es precioso querer. Yo ya lo sé. La quiero.

Adorar

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Horal" de Jaime Sabines.

Síguenos