Frases de Grandes pechos, amplias caderas

Grandes pechos, amplias caderas

16 frases de Grandes pechos, amplias caderas (Feng ru féi tún) de Mo Yan, libro de 1996.... Novela que cuenta cuenta la historia de una madre y sus ocho hijas y un hijo, y explora la historia china a través del siglo XX.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Mo Yan son: comunismo, condición de la mujer, coraje ante la adversidad, feudalismo, opresión, reforma económica china, resistencia, saga familiar, segunda guerra chino-japonesa, sociedad patriarcal, verdadera felicidad.

Frases de Mo Yan

Frases de Grandes pechos, amplias caderas Mo Yan

01. Tu futuro promete ser brillante, así que debes estudiar mucho.

Estudiar


02. (...) Siempre tenía una expresión de autosuficiencia y felicidad cuando insultaba.

Expresión


03. Por la mañana, las arañas traen felicidad, y por la tarde prometen riqueza.

Tarde


04. Aquel que roba anzuelos es un ladrón. Pero el que roba una nación es un noble.

Ladrón


05. El sol brilla, las flores tienen un aroma celestial y nosotros tenemos que seguir avanzando hacia el futuro...

Avanzar


06. Por la apariencia que tenía todo, bien podría ser que la felicidad estuviera hoy en el aire.

Felicidad compartida


07. Combatid contra Japón, decís, combatid contra Japón, ¡Pero sólo os dedicáis al libertinaje y a la corrupción!

Corrupción


08. Tenemos que educar a nuestros jóvenes de manera que el pasado no caiga en el olvido. Como dijo el Camarada Lenin, "olvidar el pasado es una forma de traición".

Educar


09. El río fluía rápido y sucio, llevando tallos de grano, boniatos, animales muertos e incluso, en las zonas de mayor profundidad, árboles enteros, con raíz y todo.

Río


10. ¿Son realmente las mujeres una cosa maravillosa? Tal vez lo sean. Sí, definitivamente las mujeres son una cosa maravillosa, pero dicho esto, hay que añadir que en realidad no son "una cosa".

Maravillosa


11. El Río de los Dragones estaba a punto de desbordarse. Si miraba por la ventana, desde mi cama, podía ver un agua turbia y amarillenta que rugía en lo más alto del dique.

Río


12. Sufrimos la opresión del gobierno y éramos tan pobres que apenas conseguimos sobrevivir....Cuando pienso en las cosas que tuviste que hacer es como si una daga me atravesara el corazón, y no puedo evitar ponerme a llorar.

Opresión


13. Todo el mundo sabía que las balas no tienen ojos, que las bombas no son muy dadas a pedir disculpas y que los soldados son como tigres que han bajado de la montaña, tigres que no son precisamente vegetarianos.

Bombas


14. Morir es fácil; lo difícil es vivir. Y cuanto más difícil se vuelve, más fuerte es la voluntad de seguir viviendo. Y cuanto mayor es el miedo a la muerte, mayor es el esfuerzo que se hace por conservar la vida.

Miedo a la muerte


15. Antes de que el sol hubiera aparecido por encima de las montañas, un resplandor delgado y casi transparente flotaba por el patio. En esos momentos, la aldea todavía estaba dormida, las golondrinas dormían en sus nidos, los grillos hacían su música en el suelo caliente de detrás de las cocinas y las vacas rumiaban junto a sus pesebres...

Patio


16. Por el aspecto que tienes -le dijo el instructor político-, si no eres un terrateniente, debes ser un granjero rico, y si no eres un granjero rico, debes ser el propietario de alguna tienda. Seas lo que seas, está claro que no te ganas la vida con el sudor de tu frente. ¡No, tú eres un parásito que vive de explotar a otros!

Parásitos

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Grandes pechos, amplias caderas" de Mo Yan.

Libros parecidos

Síguenos