Frases de Frankenstein

Frankenstein

40 frases de Frankenstein (The modern Prometheus) de Mary Shelley, libro de 1818.... Un científico descubre el secreto para dar vida a la materia muerta y crea un nuevo ser, pero ante sus imperfecciones la rechaza. La criatura crece y se enfrenta a la desdicha de ser considerado un monstruo.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Mary Shelley son: creación y destrucción de vida, ficción con científicos, monstruo, naturaleza, obsesión, odio, responsabilidad, soberbia, temor al rechazo, venganza.

Frases de Mary Shelley

Frases de Frankenstein Mary Shelley

01. Soy un malvado porque no soy feliz.

Malvado


02. Yo era bueno y cariñoso; el sufrimiento me ha envilecido. Concededme la felicidad, y volveré a ser virtuoso.

Virtuoso


03. Ten cuidado; pues no conozco el miedo y soy, por tanto, poderoso.

Cuidado


04. Me vengaré de mis sufrimientos; si no puedo inspirar amor, desencadenaré el miedo.

Sufrimiento


05. La angustia de mis sentimientos no cejaba; no había incidente del cual mi furia y desdicha no pudieran sacar provecho.

Furor


06. Apenas si podía soportar el cúmulo de pensamientos que se me agolpaban en la mente.

Soportar


07. ¿Qué significaba su llanto? ¿Expresaban sus lágrimas dolor?

Llanto


08. Vagué por la isla como un fantasma, alejado de todo lo que amaba, y entristecido por esta separación.

Separación


09. Aprende de mí, sino por mis preceptos, al menos por mi ejemplo, lo peligroso que es la adquisición de conocimientos.

Ejemplo


10. Todos los jueces prefieren condenar a diez inocentes antes de que se escape un culpable.

Culpable


11. Si seres tan hermosos eran desdichados, no era de extrañar que yo, criatura imperfecta y solitaria, también lo fuera.

Criatura


12. Vigilaré con la astucia de la serpiente, y con su veneno te morderé. ¡Mortal! , te arrepentirás del daño que me has hecho.

Veneno


13. ¡Quisiera pisotearte hasta convertirte en polvo, si con ello, con la abolición de tu miserable existencia, pudiera devolverles la vida a aquellos que tan diabólicamente has asesinado!

Miserable


14. El sueño en el cual me sumí me recuperó; y, al despertar, sentí de nuevo como si perteneciera a una raza de seres humanos como yo.

Raza


15. Desde el momento en que me condenaron, el confesor ha insistido y amenazado hasta que casi me ha convencido de que soy el monstruo que dicen que soy.

Monstruo


16. Los científicos modernos prometen muy poco; saben que los metales no se pueden transmutar, y que el elixir de la vida es una ilusión.

Elixir


17. El remordimiento anulaba cualquier esperanza. Era el autor de males irremediables, y vivía bajo el constante terror de que el monstruo que había creado cometiera otra nueva maldad.

Monstruo


18. Yo también puedo sembrar la desolación; mi enemigo no es invulnerable. Esta muerte le acarreará la desesperación, y mil otras desgracias lo atormentarán y destrozarán.

Invulnerable


19. Mortal, podrás odiar, pero ¡Ten cuidado! Pasarás tus horas preso de terror y tristeza, y pronto caerá sobre ti el golpe que te ha de robar para siempre la felicidad.

Golpe


20. Me equivoqué en una sola cosa: todas las desgracias que imaginaba y temía no llegaban ni a la centésima parte de la angustia que el destino me tenía reservada.

Angustia


21. ¡Cómo me horroricé al verme reflejado en el estanque transparente! En un principio salté hacia atrás aterrado, incapaz de creer que era mi propia imagen la que aquel espejo me devolvía.

Estanque


22. Tú, mi creador, quisieras destruirme, y lo llamarías triunfar. Recuérdalo, y dime, pues, ¿Por qué debo tener yo para con el hombre más piedad de la que él tiene para conmigo?

Creador


23. Lo había observado cuando aún estaba incompleto, y ya entonces era repugnante; pero cuando sus músculos y articulaciones tuvieron movimiento, se convirtió en algo que ni siquiera Dante hubiera podido concebir.

Repugnante

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Frankenstein" de Mary Shelley.

Libros parecidos

Síguenos