Frases de Fiebre en las gradas


Me preocupa la perspectiva de morir a mitad de temporada.

Frases de temporada


La verdad es así de simple: durante largos ratos de un día normal y corriente, soy un perfecto idiota.

Frases de idiota


Me enamoré del fútbol tal como más adelante me iba a enamorar de las mujeres: de repente, sin explicación, sin hacer ejercicio de mis facultades críticas, sin ponerme a pensar para nada en el dolor y en los sobresaltos que la experiencia traería consigo.

Frases de equipo de fútbol


A medida que envejezco, la tiranía que ejerce el fútbol en mi vida, y en la vida de las personas que me rodean, empieza a ser menos razonable, menos atrayente.

Frases de fútbol


Tal como sucede con todas las depresiones que acosan a las personas que han tenido más suerte de lo habitual, me daba vergüenza la mía, ya que no existía al parecer ninguna causa que la explicase de modo convincente. Tuve la sensación de haber descarrilado en algún momento, sin haberme dado cuenta hasta mucho después.

Frases de depresión


Para quienes sólo tengan una vaga idea de las tácticas futbolísticas, el fútbol total fue una invención holandesa que partía de la flexibilidad de todos los jugadores presentes en el terreno de juego. Los defensores tenían que atacar, los delanteros tenían que jugar en el centro del campo: fue la versión futbolística de la posmodernidad, y a los intelectuales les entusiasmó.

Frases de historia del fútbol


Por primera vez comprendí a las mujeres que en las series de televisión se han quedado tan destrozadas por una historia de amor frustrada, y que ya no se permiten el lujo de enamorarse de nadie más: hasta entonces nunca había pensado que fuera posible elegir, pero entendí que me había dejado exponer en toda mi desnudez, cuando podría haber seguido siendo un tío duro, cínico y correoso.

Frases de primera vez


Sin embargo, ¿Qué podemos hacer si somos tan débiles? Dedicamos horas cada día, meses cada año, años cada vida, a algo sobre lo que no tenemos el menor dominio. ¿Es de extrañar, me pregunto, que nos veamos obligados a celebrar ingeniosas, raras liturgias destinadas a crear la ilusión de que al fin y al cabo sí tenemos el poder en la mano, tal como ha hecho cualquier comunidad primitiva al verse frente a un profundo misterio, en apariencia insondable?

Frases de dominio


Igual que tantos otros hinchas, nunca se me ha pasado por la cabeza la idea de dedicarme al periodismo deportivo. ¿Cómo iba a redactar la crónica de un Liverpool- Barcelona cuando habría dado cualquier cosa por estar en Highbury viendo al Arsenal contra el Wimbledon? Uno de los temores más recónditos que tengo es que me paguen un día un dineral por escribir sobre el partido que más me apetece ver.

Frases de hincha


El inglés blanco de clase media, residente en el sur de Inglaterra, es el ser más desarraigado de la tierra: preferiría pertenecer a cualquier otra comunidad del mundo. La gente de Yorkshire, de Lancaster, los escoceses y los irlandeses, los negros, los ricos y los pobres, e incluso los norteamericanos y los australianos tienen algo que puede hacerles llorar cuando están sentados en un pub, algo que les incite a cantar unas cuantas canciones alusivas, cosas que siempre podrán agarrar y apretar con fuerza cuando les entren ganas, mientras que nosotros no tenemos nada, nada que de veras queramos tener.

Frases de inglaterra


Antes estaba convencido, aunque ahora ya no, de que crecer y madurar son procesos análogos, en el sentido de que ambos son procesos inevitables e incontrolables. Ahora tengo la impresión de que madurar es algo que rige la voluntad: uno puede elegir ser adulto, aunque sólo sea en momentos contados. Esos momentos se presentan con poquísima frecuencia, ya sea en plena crisis en una relación de pareja, por ejemplo, o cuando uno de pronto se encuentra con la oportunidad de empezar de cero en otra parte. Y siempre es posible no hacer caso de ellos o bien aprovecharlos tal como vienen.

Frases de madurar


He aprendido unas cuantas cosas gracias al fútbol. El hecho de que conozca buena parte de la geografía de inglaterra y de europa no se debe al colegio, sino a los partidos fuera de casa y a las páginas deportivas de los periódicos, y el fenómeno de los hooligans me ha aportado cierto gusto por la sociología y un grado no desdeñable de trabajos de campo. He aprendido el valor que tiene invertir mi tiempo y mi energía en cuestiones que no puedo controlar, así como el valor que tiene el pertenecer a una comunidad cuyas aspiraciones comparto por completo, de forma totalmente acrítica.

Frases de acción colectiva

Obras relacionadas

Fiebre en las gradas

Fiebre en las gradas (1992), Nick Hornby
  • Libro, 1992
  • Original: Fever pitch
  • Frases de Fiebre en las gradas: Relato autobiográfico de la tumultuosa relación del autor con el fútbol y con su equipo, el Arsenal Football Club. Con su fina ironía, nos cuenta lo que ocurre cuando el fútbol ocupa todo en nuestra vida.
  • Libro esencial

Autor

Nick Hornby (1957): Escritor, novelista, ensayista y guionista inglés, autor de "Fiebre en las gradas" (1992), "Alta fidelidad" (1995), "31 canciones" (2003) y "Todo por una chica" (2007).


Palabras clave

Autobiografía Memorias Obsesión Deportes Fuerza de la pasión Humor Fútbol Ambientada en Inglaterra Pasión por el fútbol

Síguenos en