Frases de Expedientes

Expedientes

13 frases de Expedientes (Case Histories) de Kate Atkinson, libro de 2004.... Libro de Kate Atkinson.

Frases de Kate Atkinson

Frases de Expedientes Kate Atkinson

01. Si no paras de correr vuelves al sitio en que empezaste...

Correr


02. La habitación podía haber pertenecido a un psicópata, no a uno de los psicópatas con que Jackson se había encontrado, claro, sino los que habitaban las novelas policíacas y los programas de televisión.

Psicópata


03. Las novelas te daban una idea completamente falsa de la vida, te contaban mentiras e implicaban que había finales cuando en realidad no los había, sino que todo seguía y seguía y seguía.

Narración


04. El único momento en que se estaba a salvo era cuando se estaba muerto.

Inseguridad


05. -A nuestra edad -corrigió-. Y estás siendo condescendiente. "Novio fijo" y "Julia" no son palabras que hayan coincidido nunca en la misma frase. Si no es bueno para ti, ¿Por qué va a serlo para mí?

Edad


06. Los chicos tardaban mucho tiempo en convertirse en hombres pero las hijas eran mujeres desde el principio.

Mujeres


07. Con el tiempo se pierde el contacto con todo el mundo...

Contacto


08. El tiempo era un ladrón: te robaba la vida y la única forma que una tenía de recuperarla era ser más lista que él y arrancársela.

Ladrón


09. No llevaba una vida solitaria por elección propia, sino porque nadie había querido vivir con ella.

Solitario


10. (...) La mitad de ellas había desaparecido; no se las habrían llevado los alienígenas, ¿No? Si los alienígenas existían -y Sylvia sospechaba que sí-, debía de haberlos creado Dios, porque Dios creaba todas las cosas, ¿No? ¿O no lo había creado todo en realidad, solo la materia de nuestra propia galaxia? Y si había otros mundos, debían de haberlos creado entonces otros dioses, dioses alienígenas. ¿Era esa una idea blasfema?

Blasfemia


11. Al cortar troncos con el hacha desprendían un olor delicioso, como a Navidad. Pero cuando una le partía la cabeza en dos a alguien olía como un matadero y ahogaba el perfume de las lilas silvestres que había cortado y dispuesto en la casa esa misma mañana, que pertenecía ya a otra vida.

Hacha


12. Era así como funcionaba la historia, ¿No? Si no se ponía por escrito, no existía. Podían dejarse atrás joyas y cerámica, y tumbas ornamentales; podías dejar atrás tus propios huesos para que los exhumaran más adelante, pero ninguna de esas cosas expresaba cómo te sentías.

Escrito


13. Llevaba diez años sin visitar el cementerio, pero sabía exactamente adonde ir. Tenía un mapa grabado en la memoria desde hacía muchísimo tiempo. Hubo una época en que acudía casi todos los días, muchos años antes, cuando los muertos eran las únicas personas que lo querían.

Cementerio

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Expedientes" de Kate Atkinson.

Síguenos