Frases de Esperando a Godot

Esperando a Godot

21 frases de Esperando a Godot (En attendant Godot) de Samuel Beckett, libro de 1952.... Dos vagabundos esperan junto a un árbol, al caer la noche, algo que dé sentido a sus vidas y que intuyen que no llegará... La incomunicación, la soledad, la opresión y el miedo a la nada entre otros temas.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Samuel Beckett son: búsqueda de sentido, existencialismo, falta de comunicación, filosofía del absurdo, humor, opresión, soledad, teatro del absurdo, vacío existencial, vagabundo.

Frases de Samuel Beckett

Frases de Esperando a Godot Samuel Beckett

01. Las lágrimas del mundo son inmutables. Por cada uno que empieza a llorar, en otra parte hay otro que cesa de hacerlo.

Lágrimas


02. Hemos acudido a la cita, eso es todo. No somos santos, pero hemos acudido a la cita. ¿Cuántas personas podrían decir lo mismo?

Cita


03. Sí, sí, se han portado con corrección. De modo que me pregunto... ¿Qué podría hacer yo por unas personas tan buenas que se aburren?

Monotonía


04. VLADIMIR: Di: estoy contento. ESTRAGON: Estoy contento. VLADIMIR: Yo también. ESTRAGON: Yo también. VLADIMIR: Estamos contentos. ESTRAGON: Estamos contentos. (Silencio). ¿Y qué hacemos ahora que estamos contentos? VLADIMIR: Esperamos a Godot. ESTRAGON: Es cierto.

Estar contento


05. Esperamos. Nos aburrimos. (Levanta la mano). No, no protestes, nos aburrimos como ostras, es indudable. Bueno. Se nos presenta un motivo de diversión, ¿Y qué hacemos? Dejamos que se pudra. Vamos, manos a la obra. (Avanza hacia Pozzo, se detiene). Dentro de unos instantes todo habrá terminado, volveremos a estar solos, en medio de tanta soledad.

Aburrido


06. ESTRAGON: ¿Y si primero le pidiéramos los huesos? Si se niega, lo dejamos en el suelo. VLADIMIR: ¿Quieres decir que tenemos la sartén por el mango? ESTRAGON: Sí. VLADIMIR: ¿Y que debemos poner condiciones a nuestros servicios? ESTRAGON: Sí. VLADIMIR: Parece una buena idea, es cierto.

Servicios


07. ¿Qué puedo hacer, me digo, para que el tiempo se les haga más corto? Les he dado huesos, les he hablado de una serie de cosas, les he explicado el crepúsculo, esto es evidente. Dejémoslo. Pero ¿Es suficiente? Es lo que me tortura. ¿Es suficiente?

Crepúsculo


08. Recuerdo los mapas de Tierra Santa. En color. Muy bonitos. El mar Muerto era azul pálido. Sentía sed con sólo mirarlo. Me decía: iremos allí a pasar nuestra luna de miel. Nadaremos. Seremos felices.

Luna de miel


09. ¿No ha terminado de envenenarme con sus historias sobre el tiempo? ¡Insensato! ¡Cuándo! ¡Cuándo! Un día, ¿No le basta? , un día como otro cualquiera, se volvió mudo, un día me volví ciego, un día nos volveremos sordos, un día nacimos, un día moriremos, el mismo día, el mismo instante, ¿No le basta? (Más calmado). Dan a luz a caballo sobre una tumba, el día brilla por un instante, y, después, de nuevo la noche.

Insensato


10. No perdamos el tiempo en vanos discursos. (Pausa. Con vehemencia). ¡Hagamos algo ahora que se nos presenta una ocasión! No todos los días hay alguien que nos necesita. Otros lo harían igual de bien, o mejor. La llamada que acabamos de escuchar va dirigida a la humanidad entera. Pero en este lugar, en este momento, la humanidad somos nosotros, tanto si nos gusta como si no. Aprovechémonos antes de que sea demasiado tarde. Representemos dignamente por una vez la calaña en que nos ha sumido la desgracia.

Ocasión


11. ESTRAGON: Soñaba que...VLADIMIR: ¡No me lo cuentes! ESTRAGON (con un gesto hacia el universo): ¿Te basta esto? (Silencio). No eres nada amable, Didi. ¿A quién quieres que cuente mis pesadillas más íntimas, sino a ti? VLADIMIR: Que sigan siendo muy íntimas. De sobra sabes que no las soporto. ESTRAGON (con frialdad): A veces me pregunto si no sería mejor que nos separásemos. VLADIMIR: No irías lejos. ESTRAGON: Cierto, ése sería un grave inconveniente. ¿Verdad que ése sería un grave inconveniente, Didi? (Pausa). En vista de la belleza del camino. (Pausa). Y la bondad de los viajeros. (Pausa. Mimoso). ¿No es cierto, Didi? VLADIMIR: Calma.

Pesadilla


12. ¿Habré dormido mientras los otros sufrían? ¿Acaso duermo en este instante? Mañana, cuando crea despertar, ¿Qué diré acerca de este día? ¿Que he esperado a Godot, con Estragon, mi amigo, en este lugar, hasta que cayó la noche? ¿Que ha pasado Pozzo, con su criado, y que nos ha hablado? Sin duda. Pero ¿Qué habrá de verdad en todo esto? (Estragon, que en vano se ha empeñado en descalzarse, vuelve a adormecerse, Vladimir lo mira). Él no sabrá nada. Hablará de los golpes encajados y yo le daré una zanahoria. (Pausa). A caballo entre una tumba y un parto difícil. En el fondo del agujero, pensativamente, el sepulturero prepara sus herramientas. Hay tiempo para envejecer. El aire está lleno de nuestros gritos. (Escucha). Pero la costumbre ensordece. (Mira a Estragon). A mí también, otro me mira, diciéndose: Duerme, no sabe que duerme. (Pausa). No puedo continuar. (Pausa). ¿Qué he dicho?

Dormido


13. Todos nacemos locos. Algunos siguen siéndolo.

Loco


14. ¿Por qué nunca me dejas dormir? -Me sentía solo.

Dormir


15. ESTRAGON (renunciando de nuevo): No hay nada que hacer. VLADIMIR (se acerca a pasitos rígidos, las piernas separadas): Empiezo a creerlo.

Renuncia


16. VLADIMIR: Con esto hemos pasado el rato. ESTRAGON: Hubiera pasado igual, de todos modos. VLADIMIR: Sí, pero menos rápido.

Pérdida de tiempo


17. He aquí al hombre íntegro arremetiendo contra su calzado cuando el culpable es el pie.

Zapatos


18. Espera... Nos hemos abrazado... Estábamos contentos... Contentos... ¿Qué hacemos ahora que estamos contentos?

Estar contento


19. Siempre encontramos alguna cosa que nos produce la sensación de existir.

Sensación


20. Cuanta más gente encuentro, más feliz soy. Con la criatura más insignificante, uno aprende, se enriquece, saborea mejor su felicidad.

Prosperidad


21. -Lo único que podemos hacer es empezar de nuevo. -Lo cierto es que no me parece difícil. -Lo difícil es empezar...

Volver a empezar

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Esperando a Godot" de Samuel Beckett.

Síguenos