Frases de Ese maldito yo

Ese maldito yo

27 frases de Ese maldito yo (Aveux et anathemes) de Emil Cioran, libro de 1986.... Libro de reflexiones filosóficas dividido en seis secciones escritas en aforismos: "Al margen de la existencia", "Taras", "Magia de la Decepción", "Frente a los instantes", "Exasperaciones" y "Esa nefasta clarividencia".

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Emil Cioran son: aforismos, decepción, desesperación, divinidad, edad, existencialismo, éxtasis, mentiras, obsesión, pasión por la música, paso del tiempo, sobre la religión, suicidio, verdad, vida y muerte.

Frases de Emil Cioran Libros de Emil Cioran

Frases de Ese maldito yo Emil Cioran

01. La lucidez: martirio permanente, inimaginable proeza.

Lucidez


02. No haber hecho nunca nada y morir sin embargo extenuado.

Nada


03. Podemos imaginarlo todo, predecirlo todo, salvo hasta dónde podemos hundirnos.

Tristeza


04. ¿Es imaginable un ciudadano que no posea un alma de asesino?

Ciudadano


05. La renuncia es la única variedad de acción no envilecedora.

Renuncia


06. Todo lo que no es desgarrador es superfluo -en música por lo menos.

Superfluo


07. ¿Para qué nos agitamos tanto? Para volver a ser lo que éramos antes de ser.

Ser


08. Cambiar de idioma, para un escritor, es como escribir una carta de amor con un diccionario.

Idioma


09. Imposible asistir más de un cuarto de hora sin impaciencia a la desesperación de alguien.

Desesperación


10. ¡Interrogarse sobre el hombre durante tantos años! Imposible exagerar más el gusto por lo malsano.

Exagerar


11. El orgasmo es un paroxismo; la desesperación, otro. El primero dura un instante; el segundo una vida.

Orgasmo


12. Lo esencial surge con frecuencia al final de las conversaciones. Las grandes verdades se dicen en los vestíbulos.

Final


13. Amar al prójimo es algo inconcebible. ¿Acaso se le pide a un virus que ame a otro virus?

Prójimo


14. Nuestra misión es realizar la mentira que encarnamos, lograr no ser más que una ilusión agotada.

Misión


15. Fuera de la música, todo, incluso la soledad y el éxtasis, es mentira. Ella es justamente ambos, pero mejorados.

Importancia de la música


16. El hecho de que la vida no tenga ningún sentido es una razón para vivir, la única en realidad.

Sentido de la vida


17. Cuanto más se detesta a los hombres, más maduro se está para Dios, para un diálogo con nadie.

Dios


18. Los únicos acontecimientos importantes de una vida son las rupturas. Ellas son también lo último que se borra de nuestra memoria.

Acontecimientos


19. La fatiga extrema lleva tan lejos como el éxtasis, con la diferencia de que con ella se desciende hasta los límites del conocimiento.

Límites


20. Podemos estar orgullosos de lo que hemos hecho, pero deberíamos estarlo mucho más de lo que no hemos hecho. Ese orgullo está por inventar.

Orgullo


21. La naturaleza, buscando una fórmula que pudiera satisfacer a todo el mundo, escogió finalmente la muerte, la cual, como era de esperar, no ha satisfecho a nadie.

Satisfecho


22. Si no poseo el gusto del misterio es porque todo me parece inexplicable, o mejor dicho, porque lo inexplicable es mi único sustento y estoy harto de él.

Inexplicable


23. La filosofía hindú persigue la liberación; la griega, a excepción de Pirrón, Epicuro y algunos inclasificables, es decepcionante: no busca más que la...Verdad.

Excepción


24. No son los males violentos los que nos marcan, sino los males sordos, los insistentes, los tolerables, aquellos qué forman parte de nuestra rutina y nos minan meticulosamente como el tiempo.

Rutina


25. Quedamos siempre anticuados por lo que admiramos. En cuanto citamos a alguien que no sea Homero o Shakespeare, corremos el riesgo de parecer pasados de moda o tocados de la cabeza.

Pasado de moda


26. Cuando se ha salido del círculo de errores y de ilusiones en el interior del cual se desarrollan los actos, tomar posición es casi imposible. Se necesita un mínimo de estupidez para todo, para afirmar e incluso para negar.

Imposible


27. Sólo la música puede crear una complicidad indestructible entre dos seres. Una pasión es perecedera, se degrada como todo aquello que participa de la vida; mientras que la música pertenece a un orden superior a la vida y, por supuesto, a la muerte.

Complicidad

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Ese maldito yo" de Emil Cioran.

Libros parecidos

Síguenos