Frases de En el jardín de las bestias


La Gestapo incrementó su negra imagen manteniendo en secreto sus operaciones y sus fuentes de información. De repente, como salidas de la nada, la gente recibía unas tarjetas pidiéndoles que se presentaran para interrogarles. Eran terroríficas. A pesar de su forma prosaica, tales convocatorias no podían ser descartadas ni ignoradas. Ponían a los ciudadanos en la situación de tener que presentarse ellos mismos en el más espantoso de los edificios y responder a unas acusaciones o cargos de los cuales probablemente no tenían ni la menor idea, con la posibilidad (a menudo imaginaria, pero en muchos casos bastante real) de encontrarse al final de aquel mismo día en un campo de concentración, bajo "custodia preventiva".

Frases de gestapo


A menudo me paro, cuando voy paseando a mi oficina, y les dirijo unas palabras a un par de hermosos caballos que esperan mientras descargan su carro. Están tan limpios y gordos y felices que uno siente que casi se van a echar a hablar. "Llamaba a esta sensación "felicidad equina", y había notado el mismo fenómeno en Núremberg y Dresde. En parte, ya lo sabía, su felicidad se debía a la ley alemana, que prohibía la crueldad con los animales y castigaba a los infractores con la prisión, y ahí Dodd encontraba la más profunda de las ironías. "En una época en la que se mataba a cientos de hombres sin juicio ni prueba alguna de culpabilidad, y en la cual la población literalmente temblaba de miedo, los animales tenían garantizados unos derechos que ni hombres ni mujeres podían soñar con tener." Y añadía: "¡Uno casi deseaba ser un caballo!".

Frases de crueldad

Obras relacionadas

En el jardín de las bestias

En el jardín de las bestias (2011), Erik Larson
  • Libro, 2011
  • Original: In the garden of beasts: love, terror, and an american family in hitler's berlin
  • Frases de En el jardín de las bestias: William E. Dodd es nombrado embajador de Estados Unidos en Alemania. Instalado en Berlín junto a su familia, sueños y debilidades se mezclan con la inminencia del horror más puro.
  • Libro esencial

Autor

Erik Larson (1954): Escritor, profesor y periodista estadounidense, autor de "La tormenta de Isaac" (1999), "El diablo en la ciudad blanca" (2003), "En el jardín de las bestias" (2011) y "Lusitania" (2015).


Palabras clave

Holocausto Segunda guerra mundial Mentiras Conspiración Alemania nazi Espionaje Basado en hechos reales Falsas apariencias Corrupción política Berlín

Síguenos en