Frases de En el jardín de las bestias


A fin de cuentas Dodd resultó ser exactamente lo que quería Roosevelt, un faro solitario de libertad y esperanza americanas en una tierra cada vez más oscura.

Frases de faro


Aquí no hay héroes, al menos no como los de la lista de Schindler, pero sí que hay destellos de heroísmo y personas que se comportan con una gracia inesperada.

Frases de heroísmo


"Tolerancia significa debilidad", escribió Eicke en la introducción a sus normas. "A la luz de ese concepto, el castigo se aplicará implacablemente allí donde los intereses de la patria lo requieran".

Frases de debilidad


Debemos tener presente, creo yo, que cuando Hitler dice algo, de momento se convence a sí mismo de que es cierto. En general es sincero, pero al mismo tiempo, es un fanático.

Frases de hitler


La humanidad está en grave peligro, pero los gobiernos democráticos parecen no saber qué hacer. Si no hacen nada, la civilización occidental, la libertad religiosa, personal y económica están en grave peligro.

Frases de civilización occidental


Con pocas excepciones, los hombres que dirigen este gobierno tienen una mentalidad que ustedes y yo no podemos comprender. Algunos de ellos son auténticos psicópatas, que en otro lugar cualquiera estarían recibiendo tratamiento.

Frases de tratamiento


Los norteamericanos que vengan a Alemania se encontrarán rodeados por influencias del gobierno, y su tiempo estará tan ocupado con agradables entretenimientos que tendrán pocas oportunidades de enterarse de cuál es la auténtica situación.

Frases de alemania


(...) Ella empezó por primera vez a atemperar un poco su idealista visión de la revolución nazi. "Empezó a aparecer ante mis románticos ojos...Una red vasta y compleja de espionaje, terror, sadismo y odio, de la cual nadie, oficial o soldado, podía escapar".

Frases de espionaje


Buscó en su bolsillo y sacó una bolsita de caramelos de frutas. (...) -Toma uno -dijo Hanfstaengl-. Los hacen especialmente para el Führer. Y ella cogió uno. Justo cuando se lo metía en la boca vio que llevaba grabada una esvástica. Hasta los caramelitos de frutas estaban "coordinados".

Frases de alienación


Viajando por la ciudad aquel día, Dodd se sorprendió de nuevo por la "extraordinaria" tendencia alemana a las decoraciones navideñas. Vio árboles de navidad por todas partes, en todas las plazas públicas y en todas las ventanas. "Uno pensaría", escribió, "que los alemanes creían en Jesucristo o practicaban sus enseñanzas".

Frases de alemanes


Los gobiernos que están encima de todo fracasan tan a menudo como los que están debajo de todo, y cada gran fracaso trae consigo una triste reacción social, miles y millones de hombres indefensos pierden la vida en el desgraciado proceso. ¿Por qué los estadistas no estudian el pasado para evitar tales catástrofes?

Frases de estadista


Las infracciones menores tenían como castigo palizas con un bastón y períodos de confinamiento solitario. Hasta la ironía salía cara. Se administrarían ocho días de aislamiento y "veinticinco golpes" a "cualquiera que hiciese comentarios despectivos o irónicos a un miembro de las SS, omitiese deliberadamente las marcas de respeto prescritas, o demostrase de cualquier otra forma su falta de voluntad para someterse a las medidas disciplinarias".

Frases de ss

Obras relacionadas

En el jardín de las bestias

En el jardín de las bestias (2011), Erik Larson
  • Libro, 2011
  • Original: In the garden of beasts: love, terror, and an american family in hitler's berlin
  • Frases de En el jardín de las bestias: William E. Dodd es nombrado embajador de Estados Unidos en Alemania. Instalado en Berlín junto a su familia, sueños y debilidades se mezclan con la inminencia del horror más puro.
  • Libro esencial

Autor

Erik Larson (1954): Escritor, profesor y periodista estadounidense, autor de "La tormenta de Isaac" (1999), "El diablo en la ciudad blanca" (2003), "En el jardín de las bestias" (2011) y "Lusitania" (2015).


Palabras clave

Holocausto Segunda guerra mundial Mentiras Conspiración Alemania nazi Espionaje Basado en hechos reales Falsas apariencias Corrupción política Berlín

Síguenos en