Frases de El tiempo mientras tanto

11 frases de El tiempo mientras tanto de Carmen Amoraga, libro de 2010... La vida es un cúmulo de casualidades, de pequeñas y grandes decisiones que nos cambian la dirección. Historia sobre cómo la certeza inevitable de la muerte sirve de catarsis

También puedes leer todas las frases de Carmen Amoraga que tenemos o ver su bibliografía en libros de Carmen Amoraga

Frases del libro

El tiempo mientras tanto

01.Aprendemos a ser hijos cuando somos padres.

Frases de padres


02.Hacer lo que creemos que debemos nos hace más felices que hacer lo que queremos.

Frases de hacer


03.La mujer que va a morir y no lo sabe, o quizá sí, se despierta por primera vez a las siete en punto. A esa hora suena el despertador, pero ella lo apaga y se da la vuelta para seguir durmiendo un poco más.

Frases de conciencia de la muerte


04.(...) Una amargada que no era capaz de ser feliz, ni de hacer feliz a los que estaban a su lado...

Frases de amargura


05.Quien inflige el daño ignora que las cicatrices permanecen aun después de que el golpe haya dejado de doler.

Frases de cicatrices


06.La vio tan abatida con la idea de perderle que no quiso demostrarle que en realidad nunca le había tenido.

Frases de perderte


07.La diferencia entre la vida y la muerte es más difusa de lo que uno cree. - ¿Y quién lo dijo? -Un premio Nobel, Heinrich Rohrer.

Frases de diferencia


08.Si le veo la pierna a mi mujer ya no siento nada, pero si a ella le duele la pierna, a mí me duele la mía.

Frases de almas gemelas


09.Él también se había enamorado, hacía mil años, cuando él era otro hombre y ella era otra mujer y la vida era otra vida.

Frases de vida


10.El amor es algo más que depositar todas y cada una de tus esperanzas en otra persona.

Frases de amor eterno


11.¿Cómo será estar muerto? Cuando se hacía la pregunta se mostraba indiferente para espantar su temor. Se encogía de hombros. Pues ¿Cómo va a ser? Como dormir, como emborracharse hasta perder el sentido, como antes de nacer: nada. Después, alejaba ese pensamiento. Bastante duro era mantenerse vivo.

Frases de mortalidad

Frases de obras similares

Síguenos