Frases de El ruiseñor

El ruiseñor

24 frases de El ruiseñor (The nightingale) de Kristin Hannah, libro de 2015.... Libro de Kristin Hannah.

Frases de Kristin Hannah

Frases de El ruiseñor Kristin Hannah

01. En el amor descubrimos quiénes queremos ser; En la guerra descubrimos quiénes somos.

Encontrarse


02. A los hombres les gusta contar historias...Las mujeres nos limitamos a seguir con nuestras vidas. Para nosotras fue una guerra en la sombra. Cuando se terminó, no tuvimos desfiles ni medallas ni menciones en los libros de historia. Durante la guerra hicimos lo que debíamos y cuando terminó recogimos los pedazos y empezamos de nuevo.

Pedazos


03. Pero el amor tiene que ser más fuerte que el odio, de lo contrario no habrá futuro para nosotros.

Resentimiento


04. Las heridas se cierran. El amor perdura. Permanecemos.

Herida


05. Cuando estaba trabajando en el huerto, o cociendo fresas para hacer mermelada, o poniendo pepinillos en salmuera, no pensaba en Antoine y en todo el tiempo que había transcurrido desde que había tenido noticias de él. La incertidumbre era lo que más la torturaba. ¿Le habrían hecho prisionero? ¿Estaba herido en alguna parte? ¿Muerto? ¿O el día menos pensado le vería subiendo por la carretera, sonriendo?

Incertidumbre


06. Ahora que me has conocido, nunca me olvidarás...

Inolvidable


07. Amor. Era el principio y el final de todo, los cimientos, el tejado y el aire entre ambas cosas.

Cimientos


08. Algunas historias no tienen finales felices. Ni siquiera las de amor. Quizá las de amor menos que ninguna otra.

Historias de amor


09. Al principio habían sido historias sobre el futuro que se contaba a sí misma y recuerdos del pasado que compartía consigo misma. Ahora eran solo palabras. Indescifrables en ocasiones, cualquier cosa que la ayudara a recordar que era un ser humano y que estaba viva.

Recordar


10. Cerró los ojos e intentó ignorar los sonidos, el olor, el miedo, el dolor. Sigue viva, se ordenó. Sigue. Viva.

Supervivencia


11. A medida que se acerca el fin de mis días, sé que el dolor, al igual que la añoranza, se instala en nuestro ADN y se convierte para siempre en parte de nosotros.

ADN


12. (...) Ambos supieron que había algo peor que besar a la persona equivocada. Y era desearlo.

Besar


13. Estaban en guerra. El tiempo era un lujo que nadie podía ya permitirse. El mañana se antojaba tan efímero como un beso en la oscuridad.

Efímero


14. El sonido de su voz me recuerda que soy madre y las madres no pueden permitirse el lujo de desmoronarse delante de sus hijos, ni siquiera cuando están asustadas, ni siquiera cuando sus hijos son ya adultos.

Amorosa


15. Es fácil desaparecer cuando nadie te está mirando.

Desaparecer


16. -Espero que nunca descubras lo frágil que eres. -No lo soy. -Todos lo somos...Es lo que se aprende en la guerra.

Frágil


17. Por lo general, madame, el fracaso de una alumna a la hora de aprender se debe al fracaso de la profesora a la hora de enseñar.

Enseñar


18. La biología no es lo que determina la paternidad, sino el amor.

Ser padres


19. Eres la luz de mi oscuridad y el suelo bajo mis pies.

Luz


20. Gracias a ti sé que puedo sobrevivir. Espero que tú también saques fuerzas de mí. Que encuentres la manera de ser fuerte, por mí.

Fuerte


21. - ¿Cómo puede alguien dormir en un momento así? (...) -Pronto aprenderás que muchas cosas son posibles.

Dormir


22. Un corazón roto duele tanto en la guerra como en la paz.

Corazón roto


23. ¿Por qué era tan fácil para los hombres hacer en la vida lo que quisieran y, en cambio, era tan difícil para las mujeres?

Fácil


24. No pienses en quiénes son, sino en quién eres tú, en los sacrificios con los que puedes convivir y en los que te resultarán insoportables.

Eres tú

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "El ruiseñor" de Kristin Hannah.

Síguenos