Frases de El regreso del hijo pródigo


Ahora veo que las manos que perdonan, consuelan, curan y ofrecen un banquete tienen que ser mías. Parte III: el padre - El padre organiza una fiesta, frases El regreso del hijo pródigo

Frases de banquete


¿Acaso nuestra sociedad consumista no nos anima a dejarnos llevar por la autogratificación infantil? ¿Quién nos ha retado a que nos liberemos de las dependencias inmaduras y que aceptemos la carga de ser adultos responsables? Conclusión: convertirse en el padre, frases El regreso del hijo pródigo

Frases de sociedad de consumo


(...) Soy testigo de muchos signos de esperanza. No tengo que esperar a que todo vaya bien, sino que puedo celebrar cada pequeño indicio que me dice que el reino está muy cerca. Parte III: el padre - El padre organiza una fiesta, frases El regreso del hijo pródigo

Frases de reino


Convertirse en niño significa vivir de acuerdo con una segunda inocencia: no la inocencia del recién nacido, sino la inocencia que se consigue haciendo opciones conscientes. Parte I: el hijo menor - El regreso del hijo menor, frases El regreso del hijo pródigo

Frases de inocencia


Hace falta una verdadera disciplina para pasar por encima de mis quejas de siempre y pensar, decir y actuar con la convicción de que se me busca y de que seré encontrado. Sin esta disciplina, vuelvo a ser víctima de la desesperanza. Parte II: el hijo mayor - El regreso del hijo mayor, frases El regreso del hijo pródigo

Frases de queja


¿Soy yo capaz de dar sin pedir nada a cambio, amar sin poner condiciones a mi amor? Conclusión: convertirse en el padre, frases El regreso del hijo pródigo

Frases de dar


No hay misericordia sin lágrimas. Si no son lágrimas que salen de los ojos, tienen que ser lágrimas que broten del corazón. Conclusión: convertirse en el padre, frases El regreso del hijo pródigo

Frases de misericordia


Lo que sí conozco con una certeza inquebrantable es el corazón del padre. Es un corazón lleno de una misericordia infinita. Parte II: el hijo mayor - El hijo mayor se marcha, frases El regreso del hijo pródigo

Frases de misericordia


Resentimiento y gratitud no pueden coexistir, porque el resentimiento bloquea la percepción y la experiencia de la vida como don. Mi resentimiento me dice que no se me da lo que merezco. Siempre se manifiesta en envidia. Parte II: el hijo mayor - El regreso del hijo mayor, frases El regreso del hijo pródigo

Frases de resentimiento


(...) Es aquí donde veo lo perdido que está el hijo mayor. Se ha convertido en un extraño dentro de su propia casa. La verdadera comunión ha desaparecido. Toda relación se ha quedado en la oscuridad. Tener miedo o mostrar desdén, mostrarse sumiso o pretender controlar, ser opresor o ser víctima: éstas son las posibilidades que le quedan a uno cuando está fuera de la luz. No puede confesar sus pecados, no puede recibir el perdón, el amor mutuo no puede existir. La verdadera comunión se ha hecho imposible. Conozco el dolor de esta difícil situación. Todo pierde su espontaneidad. Todo se convierte en sospechoso, consciente, calculado y lleno de segundas intenciones. Ya no hay autenticidad. El más mínimo movimiento reclama un contramovimiento; el más mínimo comentario debe ser analizado, el gesto más insignificante debe ser evaluado. Ésta es la patología de la oscuridad. Parte II: el hijo mayor - El regreso del hijo mayor, frases El regreso del hijo pródigo

Frases de comunión


Durante toda mi vida he luchado por encontrar a Dios, por conocer a Dios, por amar a Dios; he intentado seguir las directrices de la vida espiritual -orar constantemente, trabajar por los demás, leer las Escrituras- y he evitado las muchas tentaciones que pueden dispersarme. He fallado muchas veces pero siempre lo he vuelto a intentar, incluso cuando estaba al borde de la desesperación. Ahora me pregunto si durante todo este tiempo he sido lo suficientemente consciente de que Dios ha estado intentando encontrarme, conocerme y quererme. La cuestión no es: "¿Cómo puedo encontrar a Dios?" sino: "¿Cómo puedo dejar que Dios me encuentre?". La cuestión no es: "¿Cómo puedo conocer a Dios?" sino: "¿Cómo puedo dejar a Dios que me conozca?". Y, finalmente, la cuestión no es: "¿Cómo voy a amar a Dios?" sino: "¿Cómo voy a dejarme amar por Dios?". Dios me busca en la distancia, tratando de encontrarme, y deseando llevarme a casa. En las tres parábolas en las que Jesús responde a la pregunta de por qué come con los pecadores, pone el énfasis en la iniciativa de Dios. Dios es el pastor que sale en busca de la oveja perdida. Dios es la mujer que enciende una lámpara, limpia la casa y busca por todas partes hasta encontrar la moneda perdida. Dios es el padre que busca a sus hijos, vela por ellos, corre a su encuentro, los abraza, les ruega, suplica y anima a que vuelvan a casa. Parte III: el padre - El padre le da la bienvenida a casa, frases El regreso del hijo pródigo

Frases de dios existe


Alegría y resentimiento no pueden coexistir. Parte II: el hijo mayor - El hijo mayor se marcha, frases El regreso del hijo pródigo

Frases de resentimiento

Obras relacionadas

El regreso del hijo pródigo

El regreso del hijo pródigo (1992), Henri Nouwen
  • Libro, 1992
  • Original: The return of the prodigal son
  • Frases de El regreso del hijo pródigo: Análisis de la parábola del hijo pródigo, a partir de un cuadro de Rembrandt, dividido en tres bloques centrados cada uno en la visión de un personaje: el hijo menor, el hijo mayor y el padre.
  • Libro esencial

Autor

Henri Nouwen (1932-1996): Escritor, profesor y religioso neerlandés, autor de "La vida del amado" (1992), "El regreso del hijo pródigo" (1992), "La voz interior del amor" (1996) y "El camino del corazón" (2003).


Palabras clave

Autoestima Esperanza Guía espiritual Parábolas Existencia de Dios Crítica del consumismo Coraje ante la adversidad Cristianismo Amor propio Amor inquebrantable

Síguenos en