Frases de El ocupante

El ocupante

25 frases de El ocupante (The little stranger) de Sarah Waters, libro de 2009.... El doctor Faraday acude a la mansión de los Ayres, en el desolado centro de la Inglaterra de posguerra. Debe ocuparse de Betty, la joven criada que dice oír ruidos inexplicables y sombras fugaces, y perversas figuras.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Sarah Waters son: aislamiento, aristocracia, casa embrujada, fantasmas, hechos sobrenaturales, posguerra, secretos de familia.

Frases de Sarah Waters Libros de Sarah Waters

Frases de El ocupante Sarah Waters

01. Soy como una veleta. Empiezo a girar cuando el viento cambia.

Viento


02. Es horrible desprenderse de cosas...Pero el apego que les tienes no puede ser eterno, y salvamos lo que pudimos.

Apego


03. ¡Yo quería decírselo! (...) Tenía miedo de que apareciese y montara una escena. Ahora creo que ojalá lo hubiera hecho.

Escena


04. ¡Lo he sentido en la pared! Es como una manita que da golpecitos. Deben de ser escarabajos, o ratones, o algo parecido.

Pared


05. He dejado de oír los noticiarios; demasiado alarmantes. El mundo parece gobernado por científicos y generales, todos jugando con bombas como tantos colegiales.

Bombas


06. Su mente seguía nublada. La bebida, quizá, sólo le servía para infundirle valor, y la truculencia era una forma desesperada de bravura.

Bebida


07. Me temo que tenemos que apechugar de vez en cuando con cosas que no nos gustan. Eso se llama la vida, y no tiene cura.

Dificultades


08. Tenía los ojos todavía cerrados, y en la oscuridad, con su vestido y su abrigo oscuros, parecía un cúmulo de fragmentos angulosos.

Abrigo


09. Es ciertamente difícil de tragar la idea de que nuestros parientes difuntos anden flotando en el éte y curioseando en nuestros asuntos con sus ojos penetrantes.

Difuntos


10. Era justamente el tipo de hombre que tenía fe en las sanguijuelas. En ellas, en el regaliz y en el aceite de hígado de bacalao.

Creencia


11. Los jóvenes de hoy parece que no saben bailar los bailes antiguos, pero los modernos me parecen vulgarísimos. Todos esos saltos, ¡Cómo en un manicomio!

Bailar


12. Como los ruidos de una batalla... ¿No cree? Quizá como esa batalla fantasma que dicen que la gente oye en mitad de la noche cuando acampa en Edge Hill.

Batalla


13. Sus palabras me parecen tan ofensivas que me asombra pensar que le permitiera pronunciarlas sin sentir el impulso de soltarle un puñetazo en la cara roja, ebria y lasciva.

Impulso


14. Así que cuando volví a ver la casa -casi treinta años después de aquella primera visita, y poco después del final de otra guerra-, los cambios me horrorizaron.

Consecuencias de la guerra


15. Mi madre está cambiando. La mayor parte del tiempo es la misma de siempre. Pero hay días en que está así, ausente y sentimental, y piensa demasiado en el pasado.

Madre


16. El Hall había perdido su ritmo rutinario, y había un consuelo -yo lo había advertido en otros hogares en duelo- en las pequeñas tareas domésticas, realizadas a conciencia.

Consuelo


17. ¿Se acuerda de lo que le dije de esta casa, cuando se la enseñé? Es glotona. Te absorbe todo tu tiempo y tu energía. Le robará los suyos, si se lo permite.

Casa


18. Lo peor fue limpiar las arañas de cristal. La semana pasada, la señorita Caroline le hizo limpiar cada maldita lágrima. Disculpe mi lenguaje, doctor. Pero esas arañas habría que echarlas abajo.

Limpiar


19. Y quizá exista un límite para la aflicción que puede soportar el corazón humano. Como cuando se añade sal a un vaso de agua, llega un momento en que ya no se disuelve.

Aflicción


20. -No quiero dudar de usted...Pero todos han vivido una dura experiencia. No me sorprende que vieran más llamas. - ¿Cree que el papel ardiendo fue imaginación nuestra? ¿De los cuatro? -Pues...-No fue nada imaginario, se lo prometo. Las llamas eran de verdad.

Alucinación

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "El ocupante" de Sarah Waters.

Libros parecidos

Síguenos