Frases de El nombre de la rosa


El verdadero amor quiere el bien del amado.

Frases de verdadero amor


La belleza del universo no es sólo la unidad en la variedad, sino también la diversidad en la unidad.

Frases de diversidad


(...) Cuando no dispone de armas para gobernarse, el alma se hunde, por el amor, en la más honda de las ruinas.

Frases de corazón roto


No hay progreso, no hay revolución de las épocas en las vicisitudes del saber, sino, a lo sumo, permanente y sublime recapitulación.

Frases de progreso


Adso: ¿Creéis que este lugar está alejado de la mano de Dios? Guillermo: ¿Conoces algún lugar donde Dios se sienta cómodo?

Frases de dios


Los simples son carne de matadero: se los utiliza cuando sirven para debilitar al poder enemigo, y se los sacrifica cuando ya no sirven.

Frases de analfabeto


Creo que, como los baños, la risa es una buena medicina para curar los humores y otras afecciones del cuerpo, sobre todo la melancolía.

Frases de risa


En el fondo, la pregunta fundamental de la filosofía (igual que la del psicoanálisis) coincide con la de la novela policíaca: ¿quién es el culpable?

Frases de culpabilidad


La ciencia no consiste sólo en saber lo que debe o puede hacerse, sino también en saber lo que podría hacerse aunque quizá no debiera hacerse.

Frases de ciencia


Es imposible cambiar al pueblo de dios sin reincorporar a los marginados.

Frases de excluidos


Sin unos ojos que lo lean, un libro contiene signos que no producen conceptos. Y por lo tanto, es mudo.

Frases de conceptos


El orden que imagina nuestra mente es como una red, o una escalera, que se construye para llegar hasta algo. Pero después hay que arrojar la escalera, porque se descubre que, aunque haya servido, carecía de sentido.

Frases de escalera

Obras relacionadas

El nombre de la rosa

El nombre de la rosa (1980), Umberto Eco
  • Libro, 1980
  • Original: Il nome della rosa
  • Frases de El nombre de la rosa: Fray Guillermo de Basquerville y su discípulo deben esclarecer los crímenes cometidos en una abadía benedictina relacionados con la riquísima e inaccesible biblioteca abacial.
  • Libro esencial

Autor

Umberto Eco (1932-2016): Escritor, profesor, semiólogo y filósofo italiano, autor de "Obra abierta" (1962), "Apocalípticos e Integrados" (1964), "La estructura ausente" (1968), "El nombre de la rosa" (1980) y "El péndulo de Foucault" (1988).


Palabras clave

Sexualidad Ficción histórica Búsqueda de la verdad Detective Asesinato Egoísmo Control de la información Fuerza de la pasión Biblioteca Censura Inquisición Medieval Abadía Benedictina

Síguenos en