Frases de El mar y el veneno


¡Oh, venga ya! Matar a una paciente no es algo tan terrible. Desde luego, no es algo nuevo en el mundo de la medicina. ¡Así es como se progresa! Ahora mismo en la ciudad está muriendo un montón de gente en los bombardeos y a nadie le importa. Mejor matar una anciana aquí, en el hospital, a que muere en un bombardeo. ¡Al menos así su muerte valdrá para algo, chico!

Frases de hospital


El mar hoy parecía oscuro y amenazador. Desde Fukuoka subían remolinos de polvo marrón que parecían manchar las nubes, que eran de color de algodón viejo, e incluso al pálido sol. Ganar la guerra o perderla. A Suguro le daba igual. El simple esfuerzo de pensar en estas cosas le oprimía como una losa de piedra.

Frases de olas

Obras relacionadas

El mar y el veneno

El mar y el veneno (1958), Shusaku Endo
  • Libro, 1958
  • Original: Umi to dokuyaku
  • Frases de El mar y el veneno: Un estudiante de medicina participa en ensayos realizados sobre prisioneros de guerra, hasta que descubre que no hay un verdadero interés científico en esos brutales experimentos.
  • Libro importante

Autor

Shusaku Endo (1923-1996): Escritor, novelista, dramaturgo, ensayista y crítico literario japonés, autor de "La gente blanca" (1955), "El mar y el veneno" (1958), "Silencio" (1966), "Escándalo" (1986), "El samurái" (1980) y "Río profundo" (1993).


Síguenos en