Frases de El loro de Flaubert - Página 2

29. Una vez dijo que para ser feliz había que cumplir tres requisitos previos -ser estúpido, ser egoísta y gozar de buena salud- y que él no estaba seguro de cumplir más que el segundo.

Ser feliz


30. Para pintar el vino, el amor, las mujeres o la gloria, es necesario no ser borracho ni amante ni marido ni soldado raso. Entremezclado con la vida, es difícil verla correctamente, la sufres a la gozas demasiado.

Pintar


31. Siempre les pedimos a los desesperados que no sean egoístas, que piensen en los demás. Lo cual me parece injusto. ¿Por qué cargar sobre sus espaldas la responsabilidad del bienestar de los demás, cuando ya viven aplastados por la suya propia?

Injusto


32. A mí no me gustan las coincidencias. Las encuentro un tanto espeluznantes...Prefiero pensar que las cosas son caóticas, que andan a su aire, que están permanente y temporalmente chifladas; prefiero sentir la certidumbre de la ignorancia, la brutalidad y la locura humanas.

Certidumbre


33. (...) Me temía de la misma manera que los hombres suelen temer a las mujeres: porque sus amantes (o sus esposas) les entienden. Algunos hombres son muy poco adultos: quieren que las mujeres les entiendan, y con esa finalidad les cuentan todos sus secretos; Pero luego, cuando se sienten cabalmente comprendidos, odian a sus mujeres por el hecho de que les entienden.

Amantes


34. Amar a la humanidad significa tanto y tan poco como amar a las gotas de la lluvia o amar a la Vía Láctea. ¿Dice usted que ama a la humanidad? ¿Está seguro de que con eso no está intentando simplemente tranquilizar su conciencia por el método más sencillo, garantizarse a usted mismo que está al lado de los buenos?

Humanidad


35. Los libros dicen: ella hizo esto porque. La vida dice: ella hizo esto. En los libros las cosas quedan explicadas; en la vida, no. No me extraña que la gente prefiera los libros. Los libros le dan sentido a la vida. El único problema radica en que las vidas a las que dan sentido son las de otros, jamás a la del lector.

Libros


36. En arte todo depende de la ejecución: la historia de un piojo puede ser más bella que la historia de Alejandro. Hay que escribir tal como se siente, asegurarse de que esos sentimientos son sinceros, y despreocuparse de todo lo demás. Cuando un verso es bueno, no pertenece a ninguna escuela. Una buena frase de prosa tiene que ser tan inmutable como un buen verso.

Ejecución


37. (...) La vida, desde este punto de vista, es como la lectura. Y tal como ya he dicho antes: si todas las reacciones que yo he tenido ante un libro ya han sido experimentadas y analizadas por un crítico profesional, ¿Qué sentido tiene mi lectura? El único sentido que tiene es que es la mía. Del mismo modo, ¿Qué sentido tiene vivir mi propia vida? Tiene sentido, porque es la mía. Pero, ¿Qué ocurre cuando esta respuesta empieza a ser cada día menos convincente?

Lectura

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "El loro de Flaubert" de Julian Barnes.

Libros parecidos

Síguenos