Frases de El lápiz del carpintero

El lápiz del carpintero

14 frases de El lápiz del carpintero (O lapis do carpinteiro) de Manuel Rivas, libro de 1998.... Libro de Manuel Rivas.

Frases de Manuel Rivas

Frases de El lápiz del carpintero Manuel Rivas

01. La verdad es que cuando te quedas mucho tiempo mirando, el cielo se va poblando de más y más estrellas. Dicen que hay algunas que las vemos pero que ya no existen. Que tarda tanto en llegar la luz que, cuando llega a ti, ya están apagadas. Manda carajo, ver lo que ya no existe.

Cielo estrellado


02. ¿Tú sabes lo que es el dolor fantasma? (...) Dicen que es el peor de los dolores. Un dolor que llega a ser insoportable. La memoria del dolor.

Memoria traumática


03. Lo que hace Dios es guiar el agua de la historia, de la misma forma que el molinero dirige el curso del río. Dios combate el pecado, no el pecadillo, eso es cosa nuestra, por medio de la confesión, el arrepentimiento y el perdón.

Confesión


04. Hable lo menos posible. Las palabras, por imperiosas y malsonantes que sean, son siempre una puerta abierta a los diletantes, y los más débiles se agarran a ellas como un náufrago al palo del mástil. El silencio, acompañado de gestos rotundos, marciales, tiene un efecto intimidatorio. Las relaciones entre humanos, no se olvide, siempre se establecen en términos de poder.

Relaciones de poder


05. Los que mejor pintan el mar, los campos y la nieve son los niños. Porque la nieve puede ser verde y el campo blanquear como las canas de un anciano campesino.

Campesino


06. El pintor quería retratar las heridas invisibles de la existencia...

Pintor


07. La Biblia es el mejor guion que se hizo, por ahora, de la película del mundo.

Biblia


08. Lo único bueno que tienen las fronteras son los pasos clandestinos.

Frontera


09. La peor enfermedad que se puede contraer es la supresión del alma.

Enfermedad


10. Extendida al clareo, cada pieza de ropa cuenta una historia.

Ropa


11. La justicia pertenece al campo de las fuerzas del alma. Y por eso puede brotar en los lugares menos propicios, pues cuando la llamamos, allí acude, a veces con la venda en los ojos pero atenta de oído, desde no se sabe muy bien dónde.

Fuerza de voluntad


12. Que tengas una larga vida para que crezca en ti el virus del remordimiento y te pudras en vida.

Virus


13. Si empezaba el día maldiciendo, ya no tenía marcha atrás, como quien cava y cava un pozo de mierda bajo los pies.

Mal humor


14. La enfermedad mental, pensaba el pintor, despierta en nosotros una reacción expulsiva. El miedo ante el loco precede a la compasión, que a veces nunca llega. Quizá, creía él, porque intuimos que esa enfermedad forma parte de una especie de alma común y anda por ahí suelta, escogiendo uno u otro cuerpo según le cuadre. De ahí la tendencia a hacer invisible al enfermo. (...) El pintor quería retratar las heridas invisibles de la existencia.

Enfermo

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "El lápiz del carpintero" de Manuel Rivas.

Síguenos