Frases de El jardinero

El jardinero

23 frases de El jardinero (The gardener) de Rabindranath Tagore, libro de 1913.... Poemas que representan un vivo y sentido canto al amor y a la naturaleza y dan testimonio de la espiritualidad y la exquisita sensibilidad del autor. Poesías que hablan del amor y la belleza y hacen vibrar las cuerdas del alma.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Rabindranath Tagore son: amor, amor por la naturaleza, búsqueda de la verdad, crecimiento espiritual, esencia de la vida, sensibilidad, sueños.

Frases de Rabindranath Tagore

Frases de El jardinero Rabindranath Tagore

01. Eres mía, y habitas en mis sueños infinitos.

Sueños


02. La sabiduría nos es preciosa, porque nunca conseguiremos poseer la ciencia suprema. Todo se hace y acaba en la Eternidad.

Preciosa


03. Un poeta no puede cantar siempre la misma canción antigua.

Cantar


04. ¿Qué fuego inagotable te quema los ojos? ¿Qué fiebre inquieta hierve en tu sangre?

Inagotable


05. Mi corazón, pájaro del desierto, ha encontrado su cielo en tus ojos.

Cielo


06. Cree en el amor, aunque sea una fuente de dolor. No cierres tu corazón.

Dolor


07. El loto prefiere florecer al sol y morir, a estar encerrado en el capullo durante un invierno inacabable.

Florecer


08. El corazón se ha hecho para entregarlo con una lágrima y una canción.

Canción


09. ¿Te vas, caminante?... La noche se ha callado y la sombra se desmaya sobre el bosque.

Caminante


10. La alegría es frágil como una gota de rocío y muere sonriendo. Pero la pena es poderosa y tenaz. Deja que un doloroso amor despierte en tus ojos.

Tenaz


11. ¿Es verdad, es verdad que tu amor solitario me ha buscado a través de los siglos y los mundos?

Solitario


12. Tú eres la nube del crepúsculo que flota en el cielo de mis sueños.

Crepúsculo


13. Que vuestra vida baile ágilmente en los bordes del Tiempo, como el rocío en la punta de la hoja.

Rocío


14. Es preciso un gran silencio para ensayar una perfecta armonía.

Armonía


15. Las frágiles flores mueren por nada y el sabio me advierte que la vida no es más que una gota de rocío en la hoja del loto.

Gota


16. La belleza nos es dulce, porque su ligero ritmo es el mismo que el de nuestra vida.

Nuestra vida


17. Verteré mis canciones en tu corazón callado y mi amor en tu amor. Te adoraré por tu esfuerzo. He visto la dulzura de tu rostro y amo tu triste polvo, madre Tierra.

Madre tierra


18. Es inútil que enciendas la lámpara, se apaga. Ven como estés, no te demores más.

Lámpara


19. Cuando mi amado llega y se sienta junto a mí, tiembla todo mi cuerpo, los párpados me pesan, la noche se oscurece, el viento apaga la lámpara y las nubes extienden un velo sobre las estrellas.

Párpados


20. Tus pensamientos emigrarán de tus ojos oscuros como los pájaros de sus nidos.

Pájaros


21. En el tribunal de la vida, la pobre hoja de yerba se sienta en la misma alfombra que el rayo de sol y entre las estrellas de la medianoche. Así, en el corazón del mundo, mis canciones comparten el trono con la música de las nubes y el cantar de la arboleda.

Trono


22. ¿Qué importa que tu guirnalda no esté trenzada? Deja ya tu brazalete, aunque no esté cerrado. Las nubes oscurecen el cielo, y es tarde. Ven como estés, no te demores más.

Tarde


23. ¿Quién eres tú, lector, que dentro de cien años leerás mis versos? No puedo enviarte ni una flor de esta guirnalda de primavera, ni un solo rayo de oro de esa nube remota. Abre tus puertas y mira a lo lejos. En tu florido jardín recoge los perfumados recuerdos de las flores, hoy marchitas, de hace cien años. Y te deseo que sientas, en la alegría de tu corazón, la viva alegría que floreció una mañana de primavera, cuya voz feliz canta a través de cien años.

Jardín

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "El jardinero" de Rabindranath Tagore.

Libros parecidos

Síguenos