Frases de El hombre más rico de Babilonia

El hombre más rico de Babilonia

41 frases de El hombre más rico de Babilonia (The richest man in babylon) de George Clason, libro de 1926.... En un lenguaje sencillo, estas fascinantes e informativas historias lo colocan en el rumbo seguro hacia la prosperidad, la forma de adquirir dinero, conservarlos y hacer que genere más dinero.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de George Clason son: crecimiento económico, dinero, economía, finanzas personales, hábito del ahorro, inversiones, libertad financiera, motivación, parábolas.

Frases de George Clason Libros de George Clason

Frases de El hombre más rico de Babilonia George Clason

01. El oro huye del hombre que lo fuerza en ganancias imposibles, que sigue el seductor consejo de defraudadores y estafadores o que seña de su propia inexperiencia y de sus románticas intenciones de inversión.

Inversión


02. No se puede condenar a un hombre porque logra el éxito; tampoco se puede, en buena justicia, cogerle el dinero que ha ganado honradamente para dárselo a los que no han sido capaces de hacer otro tanto.

Dinero


03. El dinero abundará para los que comprendan las simples reglas de la adquisición de bienes: 1. Comience a llenar su bolsa. 2. Controle sus gastos. 3. Haga dar frutos a su dinero. 4. Impida que sus tesoros se pierdan. 5. Haga que su propiedad sea una inversión rentable. 6. Asegúrese ingresos para el futuro. 7. Aumente su habilidad en la adquisición de bienes.

Ingresos


04. El deseo debe preceder a la realización. Vuestros deseos tienen que ser fuertes y bien definidos. Los deseos vagos no son más que débiles deseos.

Nuestros deseos


05. (...) Encuentra de nuevo la sensación de ser un hombre libre. Actúa como tal y triunfa como tal. Decide qué es lo que quieres conseguir y el trabajo te ayudará a conseguirlo.

Emprender


06. Nuestros actos sabios nos acompañan a lo largo de toda la vida para servirnos y ayudarnos. Del mismo modo, seguramente, nuestros actos imprudentes nos persiguen para atormentarnos.

Imprudencia


07. ¡Los ingresos, eso es lo importante! Deseo una renta que continúe alimentando mi bolsa, tanto si me quedo sentado en el muro de mi casa como si viajo a lejanos países.

Renta


08. Si un hombre tiene alma de esclavo, ¿No se convertirá en uno, sin importar su cuna, del mismo modo que el agua busca su nivel? Y si alguien tiene alma de hombre libre, ¿No se hará respetar y honrar en su ciudad aunque no lo haya acompañado la suerte?

Nivel


09. Proteged vuestro tesoro contra las pérdidas e invertid solamente donde vuestro capital esté seguro o donde podáis reclamarlo cuando así lo deseéis y nunca dejéis de recibir el interés que os conviene. Consultad a los hombres sabios. Pedid consejo a aquellos que tienen experiencia en la gestión rentable de los negocios.

Gestión


10. Encontramos agua, atravesamos un país fértil donde crecían la hierba y los frutales. Encontramos el camino de Babilonia porque el alma de un hombre libre mira la vida como una serie de problemas que resolver, y los resuelve, mientras que el alma de un esclavo gimotea: ¿Qué puedo hacer yo, que sólo soy un esclavo?

Superar las dificultades


11. Ningún hombre permite de forma voluntaria que un ladrón le robe sus reservas de grano. Como tampoco ningún hombre permite de buen grado que un enemigo le robe la clientela para su propio beneficio. Cuando un día comprendí que la contemporización era mi peor enemigo, la vencí con determinación. De este modo, todos los hombres deben dominar su tendencia a contemporizar antes de poder pensar en compartir los ricos tesoros de Babilonia.

Peor enemigo


12. Cuando no teníamos compradores cerca me hablaba seriamente para hacerme comprender hasta qué punto sería importante el trabajo en mi futuro. Algunos hombres lo detestan. Lo hacen su enemigo. Es mejor que lo trates como a un amigo, hacer que te quiera. No te preocupes si es duro. Cuando quieres construir una buena casa, no te importa si las vigas son pesadas o si el pozo del que sacas el agua para el yeso está lejos. Prométeme, muchacho, que, si tienes un amo, trabajarás para él tanto como puedas. No te inquietes si él no aprecia tu trabajo. Recuerda que el trabajo bien hecho hace bien al que lo realiza, lo convierte en un hombre mejor.

Dar lo mejor


13. ¿Por qué pensamos que la diosa de la fortuna se interesaría por la apuesta de cualquiera en una carrera de caballos?

Apuesta


14. ¿Todavía creéis que la suerte es la responsable de que algunos hombres posean mucho oro y de que otros no tengan?

Casualidad


15. Quien pide consejo sobre sus ahorros a alguien que no es entendido en la materia habrá de pagar con sus economías el precio de la falsedad de los consejos.

Ahorro


16. Una parte de todo lo que gano me revierte y la he de conservar. Decíoslo cuando os levantéis, decíoslo al mediodía, decíoslo por la tarde, decíoslo cada hora de cada día. Repetidlo hasta que estas palabras resalten como letras de fuego en el cielo.

Ahorrar


17. Recuerda esto: el sol que brilla ahora es el mismo que brillaba cuando nació tu padre y el mismo que brillará cuando muera el último de tus nietos.

Paso del tiempo


18. En lo que concierne al estudio. ¿No nos enseñó nuestro sabio profesor que posee dos niveles? Las cosas que ya hemos aprendido y que ya sabemos; y la formación que nos muestra cómo descubrir las que no sabemos.

Formación


19. La vida está llena de numerosos placeres de los que puede gozar el hombre... Hay muchas cosas que me gustan, pero nada reemplaza al trabajo.

Gozar


20. Los intereses de los usureros son irresistibles cantos de sirena que atraen a los imprudentes hacia las rocas de la perdición y el remordimiento.

Sirena


21. Cuando me impongo un trabajo lo hago, de modo que procuro no comenzar trabajos difíciles o imposibles porque me gusta tener tiempo libre.

Comenzar


22. (...) Me haces tomar conciencia de la razón por la que nunca hemos tenido nuestra parte de riqueza. Nunca la hemos buscado activamente.

Riqueza


23. La riqueza, como el árbol, nace de una semilla. La primera moneda que ahorres será la semilla que hará crecer el árbol de tu riqueza. Cuanto antes plantes tu semilla, antes crecerá el árbol. Cuanto más fielmente riegues y abones tu árbol, antes te refrescarás, satisfecho, bajo su sombra.

Patrimonio


24. Primero aprendiste a vivir con menos de lo que ganabas, después, aprendiste a pedir consejo a hombres que fueran competentes gracias a la experiencia adquirida y que quisieran compartir ésta, y finalmente has aprendido a hacer que tu dinero trabaje para ti.

Libertad financiera


25. La suerte espera y llega al hombre que aprovecha la oportunidad.

Oportunidad


26. La oportunidad es una diosa arrogante que no pierde el tiempo con los que no están preparados.

Ocasión


27. Los gastos que llamamos obligatorios siempre crecen en proporción a nuestros ingresos si no hacemos algo para evitarlo.

Ingresos


28. Nuestros actos y nuestra manera de pensar no puede ser más sabios que nuestra comprensión.

Comprensión


29. En cuanto al tiempo, todos los hombres lo tienen en abundancia.

Abundancia


30. Si quieres ayudar a tu amigo, hazlo de forma que luego no recaigan sobre ti sus responsabilidades.

Ayudar


31. Los consejos son una cosa que se da gratuitamente, pero toma tan sólo los buenos.

Consejo


32. Para realizar sus ambiciones y sus deseos, tiene que triunfar en el terreno financiero.

Inteligencia financiera

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "El hombre más rico de Babilonia" de George Clason.

Síguenos