Frases de El hijo de Tarzán


(...) Una idea absurda, un descabellado y ridículo asomo de esperanza...

Frases de ridículo


El amor era una ardorosa corriente que fluía por sus jóvenes venas.

Frases de venas


Lo que necesita usted para su hijo no es un preceptor..., sino un domador de animales salvajes.

Frases de salvaje


La vida sería un tormento horroroso si tuviera que pasármela aterrada por algo que aún no ha sucedido.

Frases de preocupación


Es característico de los débiles y de los criminales atribuir a los demás las desgracias resultantes de su propia perversidad.

Frases de perversidad


Con dinero hubiese podido comprar justicia, ¡Pero sin un penique! ¡Ah!, ¿Qué esperanza podrían tener en aquella tierra los extranjeros sin posibilidades económicas?

Frases de comprar


La desesperación le puso al borde del ataque de nervios. ¿A dónde podrían ir? Por la mañana los descubrirían y los matarían. Con toda la robustez y fortaleza física heredadas de su padre, no era, al fin y al cabo, más que un chiquillo, un chiquillo empavorecido, que echaba de menos terriblemente su casa, un chiquillo al que la falta de experiencia propia de la juventud le impedía razonar como era debido.

Frases de ataque de nervios

Obras relacionadas

El hijo de Tarzán

El hijo de Tarzán (1914), Edgar Rice Burroughs
  • Libro, 1914
  • Original: The Son of Tarzan
  • Frases de El hijo de Tarzán: Jack, hijo de Jane y el hombre mono, se interna en la selva africana donde se crio su padre. Pero antiguos enemigos lo siguen de cerca para vengarse.

Autor

Edgar Rice Burroughs (1875-1950): Escritor, novelista, corresponsal de guerra y empresario estadounidense, autor de la "Serie marciana" y de la "Serie Tarzán", donde destaca la novela "Tarzán de los monos" (1912).


Palabras clave

Animales África Venganza Supervivencia Londres Aventuras en la selva Jungla Enemigos

Síguenos en