Frases de El guardador de rebaños

El guardador de rebaños

15 frases de El guardador de rebaños (O guardador de rebanhos) de Fernando Pessoa, libro de 1925.... ¿Qué pienso yo del mundo? ¡Qué sé yo lo que pienso yo del mundo! Si enfermara pensaría en eso. ¿Qué opinión tengo sobre causas y efectos? No sé. Para mí pensar en eso es cerrar los ojos Y no pensar.

Frases de Fernando Pessoa Libros de Fernando Pessoa

Frases de El guardador de rebaños Fernando Pessoa

01. Hay bastante metafísica en no pensar en nada.

Metafísica


02. Las cosas no tienen significación: tienen existencia. Las cosas son el único sentido oculto de las cosas.

Único


03. Pensar una flor es verla y olerla y comer un fruto es saberle el sentido.

Fruto


04. Leve, leve, muy leve, Un viento muy leve pasa. Y se va, siempre muy leve. Y yo no sé lo que pienso ni busco saberlo.

Viento


05. Pensar en Dios es desobedecer a Dios, Porque Dios quiso que no lo conociéramos, Por eso no se nos manifestó...

Confianza en Dios


06. ¿El misterio de las cosas? ¡Qué sé yo lo que es el misterio! El único misterio es que haya quien piense en el misterio.

Enigma


07. El viento sólo habla del viento. Lo que le oíste fue mentira, y la mentira está en ti.

Adulación


08. Por eso estas canciones que reniegan de mí no son capaces de renegarme y son el paisaje de mi alma en la noche, la misma, al contrario.

Contrario


09. Ojalá yo fuera el burro del molinero y que él me pegase y me estimase...Antes eso que ser el que va por la vida mirando tras de sí con pena...

Burro


10. El defecto de los hombres no es estar enfermos: es llamar salud a su enfermedad, y por eso no buscan la curación ni realmente saben lo que es salud y enfermedad.

Curación


11. Quisiera que mi vida fuese un carro de bueyes que rechina al pasar muy temprano por la vereda, y que vuelve después hacia su origen casi al anochecer por el mismo camino.

Anochecer


12. No creo en Dios porque nunca lo he visto. Si él quisiera que yo creyera en él, vendría sin duda a hablar conmigo y entraría por mi puerta Diciéndome, ¡Aquí estoy!

Dios existe


13. No todos los días son de sol y la lluvia, cuando falta mucho, se ruega. Por eso tomo la infelicidad con la felicidad naturalmente, como quien no se extraña que haya montañas y llanuras y que haya rocas y hierba.

Infelicidad


14. Creo en el mundo como en una margarita porque lo veo. Pero no pienso en él, porque pensar es no comprender...El mundo no se hizo para pensar en él (pensar es estar enfermo de los ojos) sino para mirar hacia él y estar de acuerdo...

Lucidez


15. En las ciudades la vida es más pequeña que aquí en mi casa en la cima de este monte. En la ciudad las grandes casas cierran la mirada con llave, esconden el horizonte, empujan nuestra mirada lejos de todo el cielo, Nos hacen pequeños porque nos sacan todo y así no podemos mirar y nos hacen pobres porque nuestra única riqueza es ver.

Vivir en la ciudad

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "El guardador de rebaños" de Fernando Pessoa.

Síguenos