Frases de El general en su laberinto

El general en su laberinto

32 frases de El general en su laberinto de Gabriel García Márquez, libro de 1989.... Novela histórica que recrea los últimos días de Simón Bolívar, uno de los principales líderes de los procesos de independencia política desarrollados en América del Sur.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Gabriel García Márquez son: corrupción política, egoísmo, ficción histórica, frustración, ideales, independencia, novela biográfica, realismo mágico, revolución, vejez.

Frases de Gabriel García Márquez Libros de Gabriel García Márquez

Frases de El general en su laberinto Gabriel García Márquez

01. Es un gran hombre, un gran soldado y un amigo fiel, pero toma notas de todo... Y no hay nada más peligroso que la memoria escrita.

testamento


02. Terminó afeitándose a ciegas sin dejar de dar vueltas por el cuarto, pues procuraba verse en el espejo lo menos posible para no encontrarse con sus propios ojos.

encontrarse


03. No me imaginé que esta vaina fuera tan grave como para pensar en los santos óleos... Yo, que no tengo la felicidad de creer en la vida del otro mundo.

grave


04. Bailó casi tres horas, haciendo repetir la pieza cada vez que cambiaba de pareja, tratando quizás de reconstituir el esplendor de antaño con las cenizas de sus nostalgias.

nostalgia


05. Y váyase ahora que todavía es joven, porque un día será demasiado tarde, y entonces no se sentirá ni de aquí ni de allá. Se sentirá forastero en todas partes, y eso es peor que estar muerto.

forastero


06. (...) Lo estremeció la revelación deslumbrante de que la loca carrera entre sus males y sus sueños llegaba en aquel instante a la meta final. El resto eran las tinieblas. Carajos... ¡Cómo voy a salir de este laberinto!

revelación


07. "Nunca volveré a enamorarme", le confesó en su momento a José Palacios, el único ser humano con quien se permitió jamás esa clase de confidencias. "Es como tener dos almas al mismo tiempo".

dos almas


08. (...) Ni tampoco se vaya con su familia para los Estados Unidos, que son omnipotentes y terribles, y con el cuento de la libertad terminarán por plagarnos a todos de miserias.

estados unidos


09. Siempre tuvo a la muerte como un riesgo profesional sin remedio. Había hecho todas sus guerras en la línea de peligro, sin sufrir ni un rasguño, y se movía en medio del fuego contrario con una serenidad tan insensata que hasta sus oficiales se conformaron con la explicación fácil de que se creía invulnerable.

invulnerable


10. Antes que empezara a perder la vista se hacía leer de sus amanuenses, y terminó por no leer de otra manera por el fastidio que le causaban las antiparras. Pero su interés por lo que leía fue disminuyendo al mismo tiempo, y lo atribuyó, como siempre, a una causa ajena a su dominio. "Lo que pasa es que cada vez hay menos libros buenos", decía.

mejores libros


11. Hasta su desnudez era distinta, pues tenía el cuerpo pálido y la cabeza y las manos como achicharradas por el abuso de la intemperie. Había cumplido cuarenta y seis años el pasado mes de julio, pero ya sus ásperos rizos caribes se habían vuelto de ceniza y tenía los huesos desordenados por la decrepitud prematura, y todo él se veía tan desmerecido que no parecía capaz de perdurar hasta el julio siguiente.

vejez


12. Entonces cruzó los brazos contra el pecho y empezó a oír las voces radiantes de los esclavos cantando la salve de las seis en los trapiches, y vio por la ventana el diamante de Venus en el cielo que se iba para siempre, las nieves eternas, la enredadera nueva cuyas campánulas amarillas no vería florecer el sábado siguiente en la casa cerrada por el duelo, los últimos fulgores de la vida que nunca más, por los siglos de los siglos, volvería a repetirse.

florecer


13. Déjeme como estoy... La desesperación es la salud de los perdidos.

desesperación


14. Las insurrecciones son como las olas del mar, que se suceden unas a otras.

insurrección


15. Todos apreciaron su esfuerzo por endulzar con una cucharadita de buenas maneras el vinagre de sus desgracias públicas y su mala salud.

endulzar


16. "A los otros médicos se les mueren tantos enfermos como a mí", decía. "Pero conmigo se mueren más contentos".

enfermo


17. (...) Cuyo signo más alarmante era un desinterés por el mundo y una calma absoluta del espíritu.

signo


18. La vida le había dado ya motivos bastantes para saber que ninguna derrota era la última.

derrota


19. La inteligencia de su corazón le había enseñado la inutilidad de la gloria.

gloria


20. Cuidado con lo que haces, pues si no, nos pierdes a ambos perdiéndote tú.

cuidado


21. La lluvia se hizo eterna, y la humedad empezaba a abrir grietas en la memoria.

humedad


22. En la larga historia de la humanidad se ha demostrado muchas veces que la vocación es hija legítima de la necesidad.

vocación


23. La independencia era una simple cuestión de ganar la guerra...Los grandes sacrificios vendrían después, para hacer de estos pueblos una sola patria.

soberanía


24. Ya tenemos la independencia, General, ahora díganos que hacemos con ella.

independencia


25. Siempre será así... Mientras los subalternos sigan mintiéndonos para complacernos.

aduladores


26. Nunca volveré a enamorarme... Es como tener dos almas al mismo tiempo.

dos almas


27. Aquí hace tanto calor que las gallinas ponen los huevos fritos.

calor


28. No son los sistemas sino sus excesos los que deshumanizan la historia.

exceso


29. El que almuerza con la soberbia cena con la vergüenza.

soberbia


30. En los preámbulos del amor ningún error es corregible.

amor a primera vista


31. El gran poder existe en la fuerza irresistible del amor.

irresistible


32. Estoy a merced de un destino que no es el mío.

destino

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "El general en su laberinto" de Gabriel García Márquez.

Síguenos