Frases de El día que se perdió la cordura

El día que se perdió la cordura

12 frases de El día que se perdió la cordura de Javier Castillo, libro de 2014.... Historia de suspenso narrada desde diferentes puntos de vista por sus personajes que, en un principio, no tienen ninguna relación aparente. Un día normal se convierte en un caos cuando un hombre desnudo pasea con la cabeza decapitada de una mujer.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Javier Castillo son: amor romántico, crimen perfecto, decapitados, destino, detective, hechos macabros, hechos sin sentido aparente, historias cruzadas, intrigas, locura y cordura, misterio, odio, situaciones extremas, tener grandes sueños.

Frases de Javier Castillo Libros de Javier Castillo

Frases de El día que se perdió la cordura Javier Castillo

01. (...) Tal vez se trataba de un escudo mental, de una prisión imaginaria que mantendrían cautivos sus sentimientos.

Escudo


02. Esto es una locura, ni siquiera sé tu nombre. Ni siquiera sé quién eres, pero ya te quiero.

Te quiero


03. Ten una idea, cualquiera, y siempre habrá un grupo de personas que se la crean, por muy infundada que esté.

Grupo


04. Es muy distinto lo que una persona quiere, a lo que una persona necesita, a lo que una persona dice que quiere.

Distinto


05. - ¿Y por qué no pedimos unas pizzas? - ¿Eso es comida? No entiendo esa moda que hay ahora de comer pan aplastado con queso y embutidos.

Queso


06. Lo que sé es que el hecho de soñar un nombre, y escribirlo en una nota, no son suficientes argumentos como para asesinar sin piedad.

Asesinar


07. Moriré aquí dentro y ellos seguirán con su espiral de destrucción: quebrantando sueños, destrozando vidas, aireando ilusiones, desgranando futuros, eliminando aspiraciones y, sobre todo, dilapidando amores.

Destrucción


08. A mí me compete saber qué piensa, cómo actúa, por qué lo hace y, llegado el caso, si está suficientemente cuerdo para pasar toda la vida en la cárcel.

Cárcel


09. Se abrazaron durante un rato en silencio, sabiendo que las palabras no dichas significaban mucho más que las que podrían decir, y deseando en que aquel momento durase para siempre.

Se detuvo el tiempo


10. A veces el destino quiere jugar con nosotros, a veces el destino quiere reírse de nosotros, pero a veces, el destino nos pone a prueba para que nos demos cuenta de que existe.

Prueba


11. Todos y cada uno de nosotros guardamos dos mitades, dos extremos que nos impulsan hacia un lado o hacia otro. Que podemos amar con todas nuestras fuerzas algo, pero siempre nos queda una parte oscura esperando despertar.

Despertar


12. Ya me han dicho que en doce horas de interrogatorios no has hablado absolutamente nada. Ni siquiera para pedir agua. La policía baraja dos hipótesis: una, que eres mudo y que no puedes hablar... Y dos, eres más listo de lo que aparentas, y quieres jugar con todo el departamento de policía.

Interrogatorio

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "El día que se perdió la cordura" de Javier Castillo.

Libros parecidos

Síguenos