Frases de El beso de la mujer araña

El beso de la mujer araña

20 frases de El beso de la mujer araña de Manuel Puig, libro de 1976.... Historia de dos presos que conviven en la misma celda. Martín, un homosexual de gran imaginación y Valentín, activista político e idealista, torturado constantemente por la policía política de la dictadura.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Manuel Puig son: bisexualidad, dictadura, encarcelado, fortaleza, historia de amor, homosexualidad, poder del amor, presos políticos, sexualidad, tortura.

Frases de Manuel Puig Libros de Manuel Puig

Frases de El beso de la mujer araña Manuel Puig

01. Hay razones del corazón que la razón no entiende.

Corazones


02. Qué triste es el otoño, tardes soleadas pero cortas, largos crepúsculos: ayer es hoy.

Otoño


03. No creo en eso de vivir el momento..., nadie vive el momento. Eso queda para el paraíso terrenal.

Vivir el momento presente


04. En la vida del hombre, que puede ser corta y puede ser larga, todo es provisorio. Nada es para siempre.

Efímero


05. Es curioso que uno no puede estar sin encariñarse con algo...Es...Como si la mente segregara sentimiento, sin parar...

Cariño


06. Es que habría que saber aceptar las cosas como se dan, y apreciar lo bueno que te pase, aunque no dure. Porque nada es para siempre.

Vivir el momento presente


07. (...) No es más que un hombre pero que su amor a la patria le quita todo miedo, ése es su secreto, el afán de luchar por su patria lo vuelve invencible, como un dios, porque desconoce el miedo.

Invencible


08. -Estoy muy cansado, Valentín. Estoy cansado de sufrir. Vos no sabés, me duele todo por dentro. - ¿Adonde te duele? -Adentro del pecho, y en la garganta... ¿Por qué será que la tristeza se siente siempre ahí? -Es verdad.

Dolor emocional


09. -Vos sos loco, ¡Viví el momento! , ¡Aprovechá! , ¿Te vas a amargar la comida pensando en lo que va a pasar mañana? -No creo en eso de vivir el momento, Molina, nadie vive el momento. Eso queda para el paraíso terrenal.

Mañana


10. Yo tampoco quiero pensar en nada, y voy a estudiar. Con eso me salvo. - ¿Te salvas de qué? ... ¿De arrepentirte de lo que pasó? -No, yo no me arrepiento de nada. Cada vez me convenzo más de que el sexo es la inocencia misma.

Inocencia


11. La música se vuelve tan emocionante que a él se le llenan los ojos de lágrimas. Y eso es lo más lindo de la escena, porque ella al verlo conmovido, se da cuenta que él tiene los sentimientos de un hombre, aunque parezca invencible como un dios.

La música y las emociones


12. Es curioso que uno no puede estar sin encariñarse con algo...Es...Como si la mente segregara sentimiento, sin parar...- ¿Vos creés? -Lo mismo que el estómago segrega jugo para digerir. - ¿Te parece? -Sí, como una canilla mal cerrada. Y esas gotas van cayendo sobre cualquier cosa, no se las puede atajar.

Vos


13. Qué terrible es perder la esperanza, y eso es lo que me ha pasado... El torturador que tengo adentro me dice que ya se acabó todo, que esta agonía es mi última experiencia sobre la tierra... Y hablo como un cristiano, como si después viniera otra vida, que no la hay, ¿Verdad que no?

Agonía


14. ¿Y sabes qué otra cosa sentí, Valentín? Pero por un minuto, no más. - ¿Qué? Habla, pero quédate así, quietito...-Por un minuto sólo, me pareció que yo no estaba acá...Ni acá, ni afuera...-Me pareció que yo no estaba...Que estabas vos sólo. -O que yo no era yo. Que ahora yo...Eras vos.

Ahora


15. - ¿Y ella no tiene frío? -No, no se acuerda del frío, está como en otro mundo, ensimismada dibujando a la pantera. -Si está ensimismada no está en otro mundo. Ésa es una contradicción. -Sí, es cierto, ella está ensimismada, metida en el mundo que tiene adentro de ella misma, y que apenas si lo está empezando a descubrir.

Contradicción


16. ¿Cómo te lo puedo decir? , eran movimientos tan seguros, y tan elegantes, y tan suaves, y tan de hombre al mismo tiempo. - ¿Qué es ser hombre, para vos? -Es muchas cosas, pero para mí...Bueno, lo más lindo del hombre es eso, ser lindo, fuerte, pero sin hacer alharaca de fuerza, y que va avanzando seguro. Que camine seguro, como mi mozo, que hable sin miedo, que sepa lo que quiere, adónde va, sin miedo de nada.

Lindo


17. - ¿Y qué tiene de malo ser blando como una mujer? , ¿Por qué un hombre o lo que sea, un perro, o un puto, no puede ser sensible si se le antoja? -No sé, pero al hombre ese exceso le puede estorbar. - ¿Para qué? , ¿Para torturar? -No, para acabar con los torturadores. -Pero si todos los hombres fueran como mujeres no habría torturadores. - ¿Y vos qué harías sin hombres? -Tenés razón. Son unos brutos pero me gustan.

Sensible


18. En eso la música toma más fuerza, los violines suenan sublimes, y ella le pregunta qué significa esa melodía. Él dice que es su favorita, esas especies de oleadas de violines son las aguas de un río alemán por donde navega un hombre-dios, que no es más que un hombre pero que su amor a la patria le quita todo miedo, ése es su secreto, el afán de luchar por su patria lo vuelve invencible, como un dios, porque desconoce el miedo.

Invencible


19. ¿Y vos te vas a acordar bien de mí? -Aprendí mucho con vos, Molinita...-Estás loco, si yo soy un burro...-Y quiero que te vayas contento, y tengas buen recuerdo de mí, como yo lo tengo de vos. - ¿Y qué es lo que aprendiste de mí? -Es muy difícil de explicar. Pero me has hecho pensar mucho, esto te lo aseguro...-Tenés siempre calientes las manos, Valentín. -Y vos siempre frías. -Te prometo una cosa, Valentín,...Que siempre que me acuerde de vos, va a ser con alegría, como vos me enseñaste.

Explicar


20. -Bueno, pero de despedida, querría pedirte algo...- ¿Qué? -Algo que nunca hiciste, aunque hicimos cosas mucho peores. - ¿Qué? -Un beso. -Es cierto. -Pero mañana, antes de irme. No te asustes, no te lo pido ahora. -Bueno. -Tengo una curiosidad... ¿Te daba mucha repulsión darme un beso? -Uhmm...Debe haber sido de miedo que te convirtieras en pantera, como aquella de la primera película que me contaste. -Yo no soy la mujer pantera. -Es cierto, no sos la mujer pantera. -Es muy triste ser mujer pantera, nadie la puede besar. Ni nada. -Vos sos la mujer araña, que atrapa a los hombres en su tela.

Despedida

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "El beso de la mujer araña" de Manuel Puig.

Libros parecidos

Síguenos