Frases de El baile


El reloj toca cuatro veces... Otra hora perdida, hundida, que se ha escurrido entre los dedos como el agua y no volverá...

Frases de reloj


El dinero, los vestidos y los coches bonitos, ¿de qué servía todo eso sin un hombre en tu vida, un pretendiente, un joven amante?

Frases de amante


Y estos deseos malignos... Por qué esta envidia vergonzosa, desesperada, que roe el corazón al ver pasar dos enamorados bajo el crepúsculo, que se abrazan al caminar y titubean dulcemente, como ebrios... ¿Un odio de solterona a los catorce años?

Frases de soltera


Un baile... Dios mío, Dios mío, ¿Sería posible que hubiera, a dos pasos de ella, una cosa espléndida que ella imaginaba vagamente como una mezcla confusa de música frenética, perfumes embriagadores, trajes deslumbrantes y palabras de amor cuchicheadas en un gabinete apartado, oscuro y fresco como una alcoba... Y que ella estuviera acostada, como todas las noches, a las nueve, como un bebé?

Frases de alcoba

Obras relacionadas

El baile

El baile (1930), Irene Némirovsky
  • Libro, 1930
  • Original: Le bal
  • Frases de El baile: Una difícil relación madre-hija y el ansia de reconocimiento social desencadenan una situación absurda, dramática y reveladora sobre la búsqueda de la felicidad.
  • Libro esencial

Autor

Irene Némirovsky (1903-1942): Escritora y novelista ucraniana, autora de "El baile" (1930), "El vino de la soledad" (1935), "Jezabel" (1936), "Los perros y los lobos" (1940), "Suite francesa" (2004).


Palabras clave

Búsqueda de la felicidad Adolescencia Relación madre-hijo Ansia de reconocimiento social Falsas apariencias

Síguenos en