Frases de El arte de no amargarse la vida


Para valorarse hay que entender que ya somos valiosos. ¡Todos lo somos! Sí, aunque estemos llenos de fallos.

Frases de valioso


Aprender a evaluar lo que nos sucede con realismo y objetividad nos hace más fuertes y tranquilos.

Frases de objetividad


La comodidad es el principal fetiche de nuestra sociedad occidental. No tiene esos poderes que nos intentan vender y es tan sólo un muñeco de madera pintado con colores centelleantes, pero que apenas nos ayuda en nuestro camino de la felicidad.

Frases de fetiche


Cuando las personas nos volvemos fuertes y sensatas... ¡Dejamos de exigir al mundo y a los demás que nos concedan todos nuestros deseos!

Frases de nuestros deseos


Hay que dejar de mirar al pasado con nostalgia. Aquel tiempo pasado no fue mejor, es una ficción de nuestra mente. La única diferencia es que en "aquel pasado" no mirábamos al "pasado".

Frases de mirar atrás


Las exigencias sobre uno mismo, sobre los demás y sobre el mundo están en la base de la vulnerabilidad emocional; son la verdadera piedra fundacional del neuroticismo.

Frases de neurosis


Cuando somos vulnerables a nivel emocional, estamos llenos de exigencias. Cuando no se cumplen, nos enfadamos, nos deprimimos o nos llenamos de ansiedad, le echamos la culpa a los demás o al mundo o, lo que es peor, a nosotros mismos.

Frases de ansiedad


Las canciones de amor, auténticas fuentes de neurosis. La mayor parte de ellas cantan al neurótico amor dependiente: "sin ti yo muero".

Frases de neurótico


Brindemos por la vida... ¡Y por la muerte! Lo importante es disfrutar de la existencia, no de cuánto va a durar.

Frases de disfrutar


La vergüenza y el temor a hacer el ridículo se vence pensando bien; no enfrentándose a él.

Frases de ridículo


Nos liberamos definitivamente de la necesidad de aprobación de los demás cuando comprendemos que "estar abajo" no es ningún problema. Ser capaz de "estar abajo" de buen humor te hace superior y te permite disfrutar más de la vida.

Frases de buen humor


¿Por qué es importante no quejarse? Porque al quejarnos, solemos exagerar y terribilizar..., y ello centra nuestra atención en lo que no funciona de la pareja y olvidamos lo que sí funciona. Nos hacemos desgraciados a nosotros mismos porque, en ese momento, "necesitamos" que la cosa cambie, nos convencemos de que así no podemos seguir. Pero la segunda razón para no quejarnos es que cuando lo hacemos, paradójicamente, ¡Hacemos que el cambio sea más difícil! Se trata de un extraño fenómeno de psicología inversa. Al quejarnos perdemos influencia en la otra persona porque le exigimos el cambio terribilizando. Sin embargo, si le quitamos relevancia, aunque parezca increíble nuestra pareja nos prestará más atención. ¿Por qué sucede eso? Porque cuando exageramos, estamos convirtiendo en importantes cosas que no lo son tanto. Estamos haciendo una montaña de problemas menores, y siempre es más difícil negociar sobre asuntos graves.

Frases de queja

Obras relacionadas

El arte de no amargarse la vida

El arte de no amargarse la vida (2011), Rafael Santandreu
  • Libro, 2011
  • Frases de El arte de no amargarse la vida: Método claro, concreto y práctico para caminar hacia el cambio psicológico, mejorar nuestra relación con nosotros mismos y superar todos aquellos pensamientos, sentimientos y creencias negativas que nos aquejan.
  • Libro importante

Autor

Rafael Santandreu (1969): Escritor, profesor, psicólogo, traductor y divulgador científico español, autor de "Escuela de felicidad" (2009), "El arte de no amargarse la vida" (2011), "Las gafas de la felicidad" (2014) y "Ser feliz en Alaska" (2016).


Palabras clave

Aceptarnos como somos Emociones Búsqueda de la felicidad Miedos Depresión Vida sana Momento presente Sentido del humor Resistencia al cambio Psicología cognitiva Creencias irracionales Trastorno de ansiedad Comodidad

Síguenos en