Frases de El almuerzo desnudo

El almuerzo desnudo

27 frases de El almuerzo desnudo (The Naked Lunch) de William Burroughs, libro de 1959.... Obra compuesta por una serie de viñetas vagamente conectadas, que siguen la narración del adicto William Lee, quien toma diversos alias, desde los Estados Unidos a México, pasando por Tánger y una zona imaginaria llamada Interzonas.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de William Burroughs son: alcohólico, corrupción, enfermedad, generación beat, manipulación de la conciencia, sexualidad, sociedad americana, uso de drogas, viaje.

Frases de William Burroughs

Frases de El almuerzo desnudo William Burroughs

01. La euforia tiene su centro en la cabeza.

Centro


02. La democracia es cancerígena y su cáncer es la burocracia.

Burocracia


03. Como dijo un juez a otro: "sé justo, y si no puedes ser justo, sé arbitrario".

Juez


04. Las posibilidades son infinitas, como los senderos que se bifurcan en un grande y hermoso jardín.

Posibilidades


05. La droga es una calle de dirección única. No tiene regreso. Jamás se puede volver.

Drogas


06. Nuestra droga nacional es el alcohol. Tendemos a considerar el uso de cualquier otra droga con especial horror.

Alcohol


07. Creo que cualquier producto que elimine el dolor, reprimirá la función sexual, inducirá euforia y provocará adicción.

Producto


08. Acaban de traer lo que llaman almuerzo...Un huevo duro ya pelado que parece un objeto raro, nunca visto...

Almuerzo


09. Su plan era, ahora, irrealizable e inútil...Como los planos de la máquina voladora de Da Vinci.

Plan


10. Mirad, mirad bien el camino de la droga antes de viajar por él y liaros con las malas compañías.

Malas compañías


11. En su mundo de oscuridad total los ojos y la boca son un órgano que salta hacia delante para morder con dientes transparentes...

Oscuridad


12. No estabas allí al principio. Tampoco estabas allí al final... Tu conocimiento de lo que está pasando sólo puede ser superficial y relativo.

Superficial


13. El producto que elimine el dolor y que sea perfecto, lo más probable es que cree hábito con una sola aplicación.

Hábito


14. El comerciante no vende su producto al consumidor, vende el consumidor a su producto. Mejora o simplifica su mercancía, sino que se degrada y simplifica al cliente.

Producto


15. Mesas de juego donde se hacen apuestas increíbles. De vez en cuando, un jugador se levanta con un grito de desesperación: un viejo le ha ganado su juventud...

Jugador


16. Hasta que tengamos un conocimiento más preciso de la electrónica del cerebro, las drogas seguirán siendo una herramienta esencial del interrogador en su ataque a la identidad del sujeto.

Drogas


17. Soy un fantasma que desea lo que todos los fantasmas -un cuerpo- después del largo tiempo que estuve cruzando avenidas inodoras del espacio sin vida al no olor incoloro de la muerte...

Fantasma


18. Se te quita algo de encima cuando cruzas la frontera de México y de repente el paisaje se te aparece desnudo, sin nada entre tú y él, desierto y montañas y buitres.

Frontera


19. Durante el período de carencia, el adicto es extremadamente consciente de su entorno. Las impresiones sensitivas se intensifican hasta llegar a convertirse en alucinaciones. Los objetos familiares parecen agitarse con una vida furtiva y temblorosa.

Adicto


20. Expediciones con propósitos desconocidos parten hacia lugares desconocidos.

Expedición


21. Desperté de la enfermedad a los cuarenta y cinco años, sereno, cuerdo y en bastante buen estado de salud, a no ser por un hígado algo resentido y ese aspecto de llevar la carne de prestado que tienen todos los que sobreviven a la enfermedad...

Enfermedad


22. El sujeto no debe darse cuenta de que los malos tratos son un ataque deliberado contra su identidad por parte de un enemigo anti-humano. Debe hacérsele sentir que cualquier trato que reciba lo tiene bien merecido porque hay algo (nunca preciso) horrible en él que le hace culpable.

Ataque

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "El almuerzo desnudo" de William Burroughs.

Libros parecidos

Síguenos