Frases de El aciago demiurgo

El aciago demiurgo

27 frases de El aciago demiurgo (Le mauvais demiurge) de Emil Cioran, libro de 1969.... Breve libro centrado en el conflicto entre politeísmo y monoteísmo, en el suicidio, la corporeidad humana y en la necesidad e imposibilidad, juntamente, de la liberación según el Buda, entre otros temas.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Emil Cioran son: aforismos, agnosticismo, budismo, condición humana, existencia de dios, existencialismo, iluminación, liberación, maldad, monoteísmo, paleontología, politeísmo, religiones, suicidio.

Frases de Emil Cioran Libros de Emil Cioran

Frases de El aciago demiurgo Emil Cioran

01. Desear la gloria es preferir morir despreciado que olvidado.

Gloria


02. Felicidad aterradora. Venas en las que se dilatan miles de planetas.

Felicidad


03. Lo que comúnmente se llama "tener aliento" es ser prolijo.

Aliento


04. Una civilización se destruye sólo cuando se destruyen sus dioses.

Civilización


05. Una interrogación rumiada indefinidamente te zapa tanto como un dolor sordo.

Dilema


06. Concebir un pensamiento, un solo y único pensamiento, pero que hiciese pedazos el universo.

Pedazos


07. No existe ningún medio de demostrar que es preferible ser que no ser.

Demostrar


08. El miedo fue el inagotable alimento de su vida. Estaba inflado, henchido, obeso de miedo.

Inagotable


09. En todo profeta coexisten el gusto por el futuro y la aversión por la dicha.

Profeta


10. Tira y afloja de cada instante entre la nostalgia del diluvio y la embriaguez de la rutina.

Instante


11. He reprimido todos mis entusiasmos; pero existen, constituyen mis reservas, mi fondo inexplorado, mi futuro, quizás.

Entusiasmo


12. Toda forma de impotencia y de fracasos comporta un carácter positivo en el orden metafísico.

Impotencia


13. Sólo es subversivo el espíritu que pone en tela de juicio la obligación de existir.

Existir


14. ¿Qué es un "contemporáneo"? Alguien a quien se desearía matar, sin saber demasiado bien cómo.

Matar


15. Sueño con una lengua en la que las palabras, como los puños, rompiesen las mandíbulas.

Lengua


16. Lo que se llama "fuerza de alma" es el coraje de no figurarnos de otro modo nuestro destino.

Coraje


17. Hay que pensar en Dios y no en la religión, en el éxtasis y no en la mística.

Fe en Dios


18. La cosa más difícil del mundo es ponerse en el diapasón del ser y coger el tono.

Tono


19. El espíritu no avanza más que si tiene la paciencia de dar vueltas sobre sí mismo, es decir, de profundizar.

Paciencia


20. El sentimiento de maldición lo conoce sólo aquel que sabe que lo experimentaría en el mismo corazón del paraíso.

Maldición


21. La diferencia entre el teórico de la fe y el creyente es tan grande como la que hay entre el psiquiatra y el loco.

Creyente


22. Lo propio de un espíritu rico es no retroceder ante la necedad, ese espantajo de los delicados; de donde les viene su esterilidad a éstos.

Necedad


23. Formar más proyectos de los que concibe un explorador o un estafador y estar, sin embargo, tocado en la raíz misma de la voluntad.

Proyecto


24. No se cree realmente más que mientras se ignora que se debe implorar. Una religión no está viva más que antes de la elaboración de las oraciones.

Religión


25. Nada podrá quitarme del espíritu que este mundo es el fruto de un dios tenebroso cuya sombra prolongo, y que me corresponde agotar las consecuencias de la maldición suspendida sobre él y su obra.

Maldición


26. El psicoanálisis llegará a estar un día completamente desacreditado, de eso no cabe duda. Pero eso no impide que haya destruido nuestros últimos restos de ingenuidad. Después de él nunca se podrá volver a ser inocente.

Psicoanálisis


27. Un escritor digno de ese nombre se confina en su lengua materna y no va a husmear en tal o cual idioma. Es limitado y quiere serlo por autodefensa. Nada arruina más ciertamente un talento que una apertura demasiado grande de espíritu.

Idioma

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "El aciago demiurgo" de Emil Cioran.

Libros parecidos

Síguenos