Frases de Edad prohibida

9 frases de Edad prohibida de Torcuato Luca De Tena, libro de 1958... Historia en torno a la alegría de la primera ilusión y el primer desengaño. De espaldas a la guerra civil que asola a España, Anastasio y Enrique van creciendo mientras descubren el mundo

También puedes leer todas las frases de Torcuato Luca De Tena que tenemos.

Frases del libro

Edad prohibida

01.Desde que el hombre nace, vive en un puro tránsito entre dos madres: la suya propia, de la que poco a poco se va desvinculando por ley de vida, y la que será un día madre de sus hijos, hacia la que tiende desde que alcanzó la pubertad.

Frases de pubertad


02.Más que recibir el color del cielo, se diría que es el mar el que presta su color a aquél; porque si azul, es más azul que el cielo; si gris, más gris; si negro, mucho más negro.

Frases de mar


03.Por la mañana había experimentado una de las sensaciones más grandes de su vida: ver el mar por primera vez.

Frases de marea


04.El conocimiento de Enrique fue para Anastasio el suceso más importante de su adolescencia. Enrique entró en la vida como un torbellino cegador. Su personalidad era tan fuerte, su actividad tan incansable, su capacidad de influencia tan avasalladora, que durante muchos años Anastasio no habló ni vio ni opinó si no era por boca, ojos e ideas de Enrique.

Frases de adolescencia


05.(...) Se había vuelto estúpidamente formal, y no había manera de intimar lo más mínimo con ella.

Frases de formalidad


06.Si tú sueltas la estacha que sostenía fuertemente tu barca y la lanzas a otra agarradera, hay un momento en que la cuerda está en el aire. ¡Qué terrible momento, qué pericia hay que tener para acertar, qué pulso más firme! Porque, entretanto, las olas mueven la embarcación, las corrientes la desplazan. Y la barca, desarraigada, puede estrellarse contra los escollos.

Frases de barca


07."Son cosas de la edad", se decía para consolarse. Pero en seguida añadía, ensañándose consigo mismo, que si la edad consistía en tener granos y cortaduras en la cara, suciedad en el pensamiento, manchas en los pantalones, y el corazón, en cambio, virginal, lleno de amor, sediento de amistad y de ternura..., esta edad debería estar prohibida.

Frases de edad


08.La idea de volver a verla le turbaba un poco. Había salido mucho con ella, seis años atrás, recién concluida la guerra, cuando todos se empeñaron en que estudiase arquitectura. Pero la verdad es que le aburría soberanamente enterrarse en vida entre libros. La vida se vivía una vez, y era un crimen desperdiciar lo mejor de la juventud, quemándose las cejas entre libracos.

Frases de estudiar


09.Era repugnante aquella masa humana -pues allí se unieron los presos bisoños con los veteranos- recibiendo la lluvia que por unas cañerías agujereadas caía sobre ella. Y el olor, el olor a miembro escayolado, a animal sudado de la multitud. Era repugnante, pero la experiencia ya había sido vivida en el ejército. No era nueva. La de la celda, en cambio, sí lo era, y creyó no poder resistirla. Para evitar el riesgo que suponía que el instinto venéreo de dos presos no guardara armonía con su sexo, los encerraban siempre por números impares.

Frases de repugnante

Frases de obras similares

Síguenos