Frases de Diario de la guerra del cerdo

Diario de la guerra del cerdo

11 frases de Diario de la guerra del cerdo de Adolfo Bioy Casares, libro de 1969.... Isidro Vidal, una persona que se jubiló hace poco tiempo, despierta un día y descubre que los jóvenes han decidido comenzar a atacar y a amenazar a los ancianos... ¿Qué hará?.

Frases de Adolfo Bioy Casares

Frases de Diario de la guerra del cerdo Adolfo Bioy Casares

01. Envuelto en cuero. Todo viejo se convierte en bestia.

Cuero


02. El búho es el símbolo de la filosofía. Inteligente, pero repulsivo.

Símbolo


03. Creyó por primera vez entender porqué se decía que la vida es sueño: si uno vive bastante, los hechos de su vida, como los de un sueño, su vuelven incomunicables porque a nadie interesan.

Primera vez


04. (...) Esta es la juventud, que debía pensar por sí misma -adujo Arévalo-. Piensa y actúa como una manada. -Te equivocas -declaró Rey-. Como una piara. Una piara de cerdos.

Manada


05. Llega un momento en la vida en que, haga uno lo que haga, solamente aburre. Queda entonces una manera de recuperar el prestigio: morir.

Prestigio


06. "La enfermedad no es el enfermo", pensó, "pero el viejo es la vejez y no tiene otra salida que la muerte".

Vejez


07. En esta guerra los chicos matan por odio contra el viejo que van a ser. Un odio bastante asustado...

Asustado


08. ¡La imaginación de la vejez para inventar fealdades!

Inventar


09. En la vejez todo es triste y ridículo: hasta la muerte.

Vejez


10. Hay un nuevo hecho irrefutable: la identificación de los jóvenes con los viejos. A través de esta guerra entendieron de una manera íntima, dolorosa, que todo viejo es el futuro de algún joven ¡De ellos mismos, tal vez! Otro hecho curioso: invariablemente el joven elabora la siguiente fantasía; matar a un viejo equivale a suicidarse.

Jóvenes


11. La juventud es presa de desesperación -repitió Faber-. En un futuro próximo, si el régimen democrático se mantiene, el hombre viejo es el amo. Por simple matemática, entiéndanme. Mayoría de votos. ¿Qué nos enseña la estadística, vamos a ver? Que la muerte hoy no llega a los cincuenta sino a los ochenta años, y que mañana vendrá a los cien. Perfectamente. Por un esfuerzo de la imaginación ustedes dos conciban el número de viejos que de este modo se acumulan y el peso muerto de su opinión en el manejo de la cosa pública.. Se acabó la dictadura del proletariado, para dar paso a la dictadura de los viejos.

Régimen

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Diario de la guerra del cerdo" de Adolfo Bioy Casares.

Síguenos