Frases de Demian

Demian

44 frases de Demian de Hermann Hesse, libro de 1919.... Historia de la evolución espiritual de un adolescente hacia la madurez. Emilio Sinclair es un joven con "dos mundos", uno claro y racional y otro oscuro donde las cosas no son como se las enseñaron.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Hermann Hesse son: adolescencia, alcanzar nuestros sueños, crisis de identidad, infancia, madurar de golpe, primer amor, valor de la amistad.

Frases de Hermann Hesse Libros de Hermann Hesse

Frases de Demian Hermann Hesse

01. La mayoría ama para perderse.

Perderse


02. Sólo el pensamiento vivido tiene valor.

Pensamiento


03. Destino y sentimiento son nombres de un solo concepto.

Sentimiento


04. Otro es hombre de medio cuerpo arriba, y el resto, pez.

Pez


05. Pero cada uno es un impulso de la naturaleza hacia el hombre.

Impulso


06. Cuando odiamos a alguien, odiamos en su imagen algo que está dentro de nosotros.

Imagen


07. Alguno no llega jamás a ser hombre, y sigue siendo rana, ardilla u hormiga.

Rana


08. Podemos comprendernos unos a otros, pero sólo a sí mismo puede interpretarse cada uno.

Comprender


09. Los hombres con valor y carácter siempre les han resultado siniestros a la gente.

Carácter


10. Cuando se teme a alguien es porque a ese alguien le hemos concedido poder sobre nosotros.

Poder


11. Todos llevan consigo, hasta el fin, viscosidades y cáscaras de huevo de un mundo primordial.

Fin


12. No soy un hombre que sabe. He sido un hombre que busca y lo soy aún.

Buscar


13. Nada hay más molesto para el hombre que seguir el camino que le conduce a sí mismo.

Camino


14. No parecía en absoluto un alumno haciendo sus deberes, sino un investigador dedicado a sus propios problemas.

Alumno


15. El amor no debe pedir, ni tampoco exigir. Ha de tener la fuerza de encontrar en sí mismo la certeza.

Certeza


16. La vida de cada hombre es un camino hacia sí mismo, el intento de un camino, el esbozo de un sendero.

Camino


17. El pájaro rompe el cascarón. El cascarón es el mundo. Quien quiera nacer, tiene que destruir un mundo.

Nacer


18. Sí, nuestra sociedad estaba corrupta; y esta estupidez estudiantil aún era menos estúpida y peligrosa que otras muchas más.

Estupidez


19. Es bueno tener conciencia de que en nosotros hay algo que lo sabe todo, lo quiere todo y lo hace todo mejor que nosotros.

Bueno


20. Quería tan sólo intentar vivir lo que tendía a brotar espontáneamente de mí. ¿Por qué había de serme tan difícil?

Intentar


21. Si un animal o un ser humano concentra toda su atención y su voluntad en una cosa determinada, la consigue. Ese es todo el misterio.

Atención


22. Todos los hombres que han influido en el curso de la humanidad fueron, sin excepción, capaces y eficaces porque estaban dispuestos a aceptar el destino.

Excepción


23. (...) La humanidad era un futuro lejano hacia el que todos nos movíamos, cuya imagen nadie conocía, cuyas leyes no estaban escritas en ninguna parte.

Humanidad


24. Ningún hombre ha sido nunca por completo él mismo; pero todos aspiran a llegar a serlo, oscuramente unos, más claramente otros, cada uno como puede.

Hombre


25. Todos tenemos orígenes comunes: las madres; todos nosotros venimos de la misma sima, pero cada uno –tentativa e impulso desde lo hondo- tiende a su propio fin.

Fin


26. Cuando alguien que de verdad necesita algo, lo encuentra, no es la casualidad quien lo procura, sino él mismo. Su propio deseo y su propia necesidad le conducen a ello.

Casualidad


27. Max Demian, no llegó a desaparecer ya nunca de mi horizonte. Durante mucho tiempo se mantuvo muy al margen, visible pero pasivo. Lentamente fue acercándose, irradiando otra vez su fuerza y haciendo sentir su influjo.

Visible


28. Todo lo que ella me había dicho hasta aquel momento sobre el verdadero amor me vino a la memoria: mil palabras sutiles levemente amonestadoras, mil llamadas veladas, quizá promesas.

Verdadero amor

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Demian" de Hermann Hesse.

Libros parecidos

Síguenos