Frases de Delirio - Página 2

Delirio

33.Por dios, agustina. ¡Que pueden saber las sábanas! Ellas saben mucho de nosotros. Aguilar, ¿Acaso no han estado durante toda la noche absorbiendo nuestros sueños y nuestros humores?

Frases de sábana


34.Toda gran historia es como un gran pastel, cada quién da cuenta de la tajada que se come y él único que da cuenta de todo es el pastelero.

Frases de pastel


35.Agustina, mi bella Agustina, la envuelve un brillo frío que es la marca de la distancia, la puerta brindada de ese delirio que ni la deja salir ni me permite entrar.

Frases de delirio


36.Todos los secretos están guardados en un mismo cajón, el cajón de los secretos, y si develas uno, corres el riesgo de que pase lo mismo con los demás.

Frases de secreto


37.Se refiere a la sangre derramada, que la toma por sorpresa y la derrota cada vez que se escapa de donde debe estar, o sea de la parte de adentro de la gente.

Frases de herida


38.Agustina es un perro famélico y malherido que quisiera volver a casa y no lo logra, y al minuto siguiente es un perro vagabundo que ni siquiera recuerda que alguna vez tuvo casa.

Frases de perro


39.Dime como es el cielo de nuestro verano, cómo se amontonan sobre nosotros estas nubes redondas y alejadas como ovejas, cómo en lo hondo de tus ojos se apacigua, mansa, mi alma.

Frases de nubes


40.Blanca, mi dulce blanca, tú solo nombre despeja mis tinieblas.

Frases de tinieblas


41.Cierto día, al levantarse, Portulinus encontró una sola pantufla al lado de la cama y experimento un estremecimiento de terror ante las tretas que podía estar preparando, desde su escondite, la pantufla prófuga.

Frases de pantufla


42.Después de esas piedras negras, dice Aguilar, ya qué me importaba cómo se llamara el tipo del hotel, podía llamarse como le diera la gana porque a mí Agustina me había llevado a conocer el río de su niñez.

Frases de hotel


43.Agustina, amor mío, no te tragues las palabras que te vas a atorar, pero mi voz no le llegaba, todo lo nuestro era extrañeza y distancia, éramos dos animales agotados que no lograban acercarse el uno al otro pese a estar entre la misma cueva.

Frases de distancia


44.Cuerpo sin alma ciudad sin gente.

Frases de ciudad


45.Blanca se hace la pregunta en términos más amplios, especula si los momentos decisivos son desde el instante en que acontecen, o si por el contrario sólo se vuelven decisivos a la luz de lo que ocurre después de ellos y a raíz de ellos.

Frases de decisión


46.Me gustaba el número dos, Bianchetta mía, le confesó Nicolás una tarde en la que la lluvia anegaba el mundo, el dos me permitía defenderme, el dos llenaba el vacío que hay entre tu y yo, en cambio el tres me revienta la cabeza en un millón de pedazos.

Frases de pedazos


47.La sangre no me preocupa porque es invisible, no tiene olor ni arma escándalo con el torrente de muchísimos glóbulos, blancos y rojos. Se diría que dios la creo tranquila y secreta pero eso no es cierto; La sangre, como la leche hervida, siempre esta esperando una oportunidad para derramarse y cuando empieza ya no quiere detenerse.

Frases de sangre


48.¿Nosotros dos? Volví a insistir entonces, sabiendo que lo único que lo podía defender de los embates de la desmesura y del vértigo del vuelo era ese número, el dos, que le restituía el ritmo de la noche y el día y que le llegaba como última posibilidad, como resolución, encuentro entre tú, Blanca mi amor, y yo, Nicolás Portulinus, náufrago a la deriva en las aguas tormentosas de esta honda desazón.

Frases de náufrago

Frases de obras similares