Frases de Delirio

Delirio

48 frases de Delirio de Laura Restrepo, libro de 2004.... En la agitada Colombia de la década de 1980, un profesor regresa a su casa luego de un breve viaje y encuentra a su mujer delirando. ¿Qué le ocurrió?.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Laura Restrepo son: amante, complejo de electra, enfermedad mental, historias cruzadas, locura, narcotráfico, poder del amor, realismo mágico, relaciones sexuales prohibidas, suicidio.

Frases de Laura Restrepo

Frases de Delirio Laura Restrepo

01. De ruido, de ruido, ¿De qué va a ser? ¿Es que acaso no oyes? El silencio esta plagado de ruidos que se esconden en él, como gorgojo en la viga, y lo van carcomiendo por dentro, basta con no ser sordo para percatarse de los runrunes y los zumbidos.

Ruido


02. La alegría sopla cuando menos lo esperas.

Alegría


03. Sombras y gestos son casi lo mismo que nada.

Gesto


04. Si el silencio no estuviera puramente sucio y contaminado.

Silencio


05. Porque nada enardece más al intranquilo que le digan tranquilízate, nada le preocupa tanto como que lo inviten a despreocuparse, nada contraria tanto sus impulsos de vuelo como los aterrizados oficios de un samaritano.

Ataque de nervios


06. El ser humano es criatura vulnerable y urgida de compañía

Vulnerable


07. A veces tienes que esperar siglos a que ocurra alguna cosa y de golpe ocurren todas a la vez.

Esperar


08. O deben ser los celos, más que todo los celos, qué vaina tan perversa son los celos.

Perverso


09. Hay que enfriar, dice, es malo lo caliente, lo que esta caliente duele.

Caliente


10. No pude contenerme y grité que me perdone Voltaire pero esto es un milagro.

Milagro


11. Hago sonar otro clic y salta por el aire ese nuevo filito de luna creciente.

Nuevo


12. Aquello me hizo reír porque me pareció un atentado flagrante contra mi meollo volteriano racionalista.

Reír


13. ¿Nosotros dos? Sí, Amormío, nosotros dos. La habilidad conciliatoria del primer número par, el dos.

Habilidad


14. No pienso en eso ergo no existe, o no se habla de eso luego no ha sucedido.

Ignorar


15. Debe ser cierto eso de que quiénes han compartido sábanas nunca se apartan del todo.

Sábana


16. Yo mientras tanto pensaba en ti, que es lo que hago cuando no quiero pensar en nada.

Pensar en ti


17. Toda pantufla debe de ir acompañada por su compañera, según dictan las leyes compensatorias.

Pantufla


18. Guerra o indiferencia, no se sabe cuál de las dos es más fácil de lidiar.

Indiferencia


19. Aguilar recuerda esas palabras con la nitidez afilada con que la herida a la cuchilla que la produjo.

Cuchillo


20. No insistas McAlister, que sólo los que tienen que entender, entienden

Entender


21. Me pregunté porqué coños andaba yo dando vueltas absurdas por otro lado en pos de lo que no se me había perdido.

Perderse


22. No podían ser simplemente groserías, es decir mero uso hiperbólico del lenguaje, tenía que ser cierto.

Grosería


23. No tengo quién oriente ni vigile mis pasos por entre el laberinto o me indique como salir cuando llegue el momento.

Laberinto


24. ¿Has dicho nuestro mirto, el árbol nuestro? En un idéntico bis que se desenvuelve hasta la trémula frase final, ¿Nosotros dos?

Nuestro amor


25. Lo que pasa es que la locura es contagiosa como la gripa.

Contagio


26. Por eso a veces me pongo a meditar sobre lo que hubieran podido ser tu vida y la mía sino fueran esto que son.

Meditar


27. El Pacman, Agustina primorosa, es el mayor descubrimiento del siglo, ahí no hay dolor, ahí no hay amor ni remordimientos y tu pensamiento no te pertenece.

Descubrimiento


28. Me han dicho que usted es de izquierda y yo quisiera saber porque los de izquierda andan en cualquier clima con gorros como para la nieve.

Izquierda


29. Aguilar pensó increíble, qué ansia de cielo, casi todas las banderas de la tierra tienen astros y ninguna que yo sepa tiene a la propia tierra.

Ansia


30. La mujer que amo se ha perdido dentro de su propia cabeza, hace ya catorce días que la ando buscando y me va la vida en encontrarla.

Buscar


31. Descansa, Nicolás, tiéndete aquí junto a mí, sobre la hierba, bajo las ramas de nuestro mirto, y permite que el buen sol te caliente los huesos.

Descanso


32. Pero es de suponer que hasta allá sólo tú y yo llegamos porque allá queda el sancta sanctorum, ósea el lugar donde las fotos permanecen ocultas y resguardas.

Ocultar

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Delirio" de Laura Restrepo.

Síguenos