Frases de De qué hablo cuando hablo de correr

De qué hablo cuando hablo de correr

37 frases de De qué hablo cuando hablo de correr (Hashiru koto ni tsuite kataru toki ni boku no kataru koto) de Haruki Murakami, libro de 2007.... Memorias y anécdotas del autor sobre su relación con la carrera a pie. Reflexiona sobre la influencia que este deporte ha ejercido en su vida y en su obra.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Haruki Murakami son: carrera a pie, correr, deportes, disciplina, equilibrio entre cuerpo y mente, maratón, triatlón, vida sana, vitalidad.

Frases de Haruki Murakami Libros de Haruki Murakami

Frases de De qué hablo cuando hablo de correr Haruki Murakami

01. Y el instinto me dice una sola cosa: "Imagina".

Imaginar


02. Quiero aprender algo de ese error y aprovechar la lección aprendida para la siguiente ocasión. Al menos mientras pueda seguir llevando esta vida.

Lección


03. Mucha gente, quizá, calificaría de maníacos a los que hacemos estas cosas...

Manía


04. En adelante, intentaré centrarme en los aspectos positivos de todo lo que me ocurra.

Pensamientos positivos


05. Lo que nos traerá el mañana sólo lo sabremos cuando llegue ese mañana.

Mañana


06. En la autopista de la vida no es posible circular siempre por el carril de adelantamiento.

Posible


07. Así es la escuela. Lo más importante que aprendemos en ella es que las cosas más importantes no se pueden aprender allí.

Escuela


08. Al menos aguantó sin caminar hasta el final. En estos momentos, eso es lo que desearía.

Caminar


09. Tengo la impresión de que, caminando de manzana en manzana, podría llegar hasta el infinito.

Infinito


10. No soy un humano. Soy una pura máquina. Y, como tal, no tengo que sentir nada. Simplemente, avanzo.

Máquinas


11. El viento que sopla por encima del río es tan frío y punzante como una guadaña recién afilada.

Guadaña


12. Soy de esos a los que no les produce tanto sufrimiento el hecho de estar solos.

Solitario


13. Las heridas incurables que recibe el corazón son la contraprestación natural que las personas tienen que pagar al mundo por su independencia.

Independencia


14. No puede decirse que yo esté hecho para los deportes de equipo. Para bien o para mal, es algo con lo que se nace.

Equipo


15. Del mismo modo que hay varios tipos de literatura, hay también varios tipos de escritores, cada uno con su propia visión del mundo.

Visión


16. Si alguien me preguntara cuántos discos tengo, sólo le contestaría: "Creo que un buen montón. Pero todavía no son suficientes".

Discos


17. Hay que ser capaz de seguir respirando mientras se contiene la respiración.

Respiración


18. Debido a mi carácter, cuando proyecto hacer algo, sea lo que sea, no me quedo satisfecho si no me involucro al cien por cien.

Proyecto


19. Lo único que podemos hacer es transformarnos (o deformarnos) nosotros mismos mediante perseverantes repeticiones e ir incorporando esos procesos hasta que formen parte de nuestra personalidad.

Transformación


20. Ya has hecho todo lo que tenías que hacer. A estas alturas poco importa lo que pienses. No queda sino esperar a que llegue el día.

Hecho


21. He llegado ya a una edad en la que uno sólo puede obtener la exacta contraprestación que corresponde al precio que ha pagado, nada más.

Obtener


22. Por ahora no quiero mezclar la música con la informática. Es lo mismo que lo de no mezclar la amistad o en trabajo con el sexo.

Informática


23. No me preocupa en exceso si gano o me ganan. Me interesa más ver si soy o no capaz de superar los parámetros que doy por buenos.

Superación


24. Los sentimientos de ambos, que soportaron tan duros entrenamientos, sus proyectos, sus sueños, los deseos y esperanzas que albergaban y que ahora se han esfumado... ¿Adónde han ido?

Sentimientos


25. La vida es esencialmente injusta. De eso no cabe la menor duda. Pero creo que incluso de las situaciones injustas es posible extraer lo que de "justicia" haya en ellas.

Justicia

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "De qué hablo cuando hablo de correr" de Haruki Murakami.

Síguenos