Frases de Cristina hija de Lavrans

Cristina hija de Lavrans

45 frases de Cristina hija de Lavrans (Kristin lavransdatter) de Sigrid Undset, libro de 1920.... Ficción histórica que narra la vida de una joven inmersa en un mundo de pasiones y desesperanzas. La obra recoge a través de un variado elenco de personajes un paisaje donde la fe aún convive con los restos de las costumbres paganas.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Sigrid Undset son: ambientada en noruega, arrepentimiento, demonios, escandinavia, ficción histórica, medieval, misericordia, montañas, pasiones, pecado, peregrinación.

Frases de Sigrid Undset Libros de Sigrid Undset

Frases de Cristina hija de Lavrans Sigrid Undset

01. Hay que saber muchas cosas para no preguntar...

Preguntas


02. ¿Te crees capaz de pecar tanto que la misericordia de Dios no llegue hasta ti...?

Misericordia


03. Quería huir de todo aquello; su propia vida estaba en juego.

Huir


04. (...) En cuanto a luchar con palabras con las mujeres, ¡Ni el propio Satán lo conseguiría!

Luchar


05. ¿Es que no recordáis que no es fácil guardarse del pecado al que arrastra el amor?

Pecador


06. Elegí un camino salvaje y ni gemiré ni me lamentaré si ello me hace caer en el precipicio.

Precipicio


07. Hasta entonces no había dado la sensación de advertir las miradas tiernas que las mujeres le dedicaban.

Sensación


08. Me veo obligado a constatar que lo que obstruye el camino es vuestro orgullo...Y vuestro odio al pecado.

Pecado


09. La horrible angustia que la oprimía cuando, yendo sola, encontraba a gente en los caminos, no la abandonaba.

Angustia


10. El mundo es como una taberna: aquel que no tiene nada más para gastar, es arrojado a la calle.

Gastar


11. La vida y la muerte separan a los amigos, lo mismo que el invierno hace caer las hojas de los árboles.

Viejos amigos


12. Los que viajan de un lugar santo a otro tienen a su disposición todas las santas palabras y las oraciones...

Santos


13. Tal como estaba el mundo, cada hombre sólo podía, la mayor parte del tiempo, confiarse a su propio juicio.

Juicio


14. El mundo es un amo al que no es fácil sustraerse una vez que uno se somete a su poder.

Mundo


15. La sangre se le subió al rostro y las venas de sus sienes se hicieron visibles como una red de cuerdas oscuras.

Venas


16. No había pensado nunca en que se me haría tan fácil mentir. Pero veo que puede hacerse cuando es preciso.

Mentir


17. Tranquilízate y no le huyas, piensa que él te ha buscado aún antes de que existieras en las entrañas de tu madre.

Dios


18. Ignoro lo que sabes del hombre que quieres por marido. Si no puedes comprender tú misma las razones, no te resultará agradable enterarte por mi boca.

Marido


19. La sangre que caía de la cruz para la redención de todos los pecados y la curación de todos los dolores era el milagro visible.

Cruz


20. A veces le toca a un hombre lo que estaba destinado a otro, pero nadie puede jamás obtener ni el carácter ni las aptitudes de otro.

Aptitudes


21. ¿Eran corderos que se dejaban deslumbrar por una palabra fácil y una actitud atrevida, que llegaron a creer que en aquel hombre había madera de jefe?

Jefe


22. Pero seguramente no creerás, Cristina, que ningún hombre casado haya vivido sin tener que protegerse del demonio, del mismo modo que tendría que proteger del lobo los corderos.

Casado


23. Tus oraciones y las misas por el descanso de su alma constituyen un lazo entre nosotros y él. ¿De qué modo? Esto forma parte de los misterios que difícilmente comprendemos.

Oración


24. En su delirio no hacía sino murmurar, gritar con fuerza y agitar sus brazos en todas direcciones como si tuviera visiones espantosas. No se podía entender lo que decía.

Murmurar


25. Dios te encontrará -dijo el sacerdote con dulzura-. Tranquilízate y no le huyas, piensa que él te ha buscado aún antes de que existieras en las entrañas de tu madre.

Sacerdote

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Cristina hija de Lavrans" de Sigrid Undset.

Síguenos