Frases de Como de la familia

7 frases de Como de la familia (Il nero e l'argento) de Paolo Giordano, libro de 2014... ¿Qué pasa cuando desaparecen esas personas imperceptibles que silenciosamente son el sostén de todo?

También puedes leer todas las frases de Paolo Giordano que tenemos o ver su bibliografía en libros de Paolo Giordano

Como de la familia

01.Hay aventuras cuyo epílogo está escrito desde el principio.

Frases de aventura


02.Vivimos con anticipación, a la espera en todo momento de algo que nos libere de las tareas del presente, sin tener en cuenta que otras nuevas tareas surgirán ante nosotros.

Frases de espera


03.Para recorrer un largo camino, todo amor necesita que alguien lo vea y lo reconozca, que lo valore; de otro modo, se arriesga a que lo tomen por un malentendido. Sin su mirada, nos sentíamos en peligro.

Frases de malentendidos


04.(...) Por el camino, la disgregación familiar se completó. Nora me acusaba de haber escogido el trayecto más largo, y yo me dediqué a enumerar todas las tareas inútiles con las que se había entretenido antes de salir; maquillarse, por ejemplo, como si a un entierro hubiera que ir maquillada. Si la señora A. Hubiera estado allí con nosotros, habría sacado a relucir alguna sentencia de su colección y nos habría hecho callar; en cambio, en aquel momento, nos esperaba serena y protegida con madera de pino para empezar la ceremonia.

Frases de entierro


05.Insisto en que, al final, encontraremos a alguien, es sólo cuestión de seguir buscando, pero Nora casi no me escucha. -No. No encontraremos a nadie -murmura entre dientes-, a nadie que valga la pena. A nadie como ella.

Frases de murmurar


06.Y si, por un complejo proceso de fosilización, sobreviviera algún pedazo de periódico de los acumulados en el contenedor del papel, los arqueólogos, al repasar los titulares como hice yo con los del aparador de la señora A. , pensarían quizá en una segunda Edad Media, en otro cambio de milenio oscuro y poco prometedor. O puede que no, puede que nuestro tiempo sólo nos parezca tan arduo y espinoso a nosotros, como a Renato le parecía arduo y espinoso el suyo, porque somos sugestionables y porque todas las épocas encierran la pretensión arrogante de la catástrofe.

Frases de catástrofe


07.El día en que cumplí treinta y cinco años, la señora A. Renunció de repente a la terquedad que, en mi opinión, la definía más que cualquier otra característica y, tendida en una cama que parecía exagerada para su cuerpo, abandonó por fin el mundo que conocemos.

Frases de señora

Frases de obras similares