Frases de Como agua para chocolate


Prensar, destrozar y despellejar eran algunas de sus actividades favoritas.

Frases de cocinar


Necesito una respuesta en este momento, el amor no se piensa, se siente o no se siente.

Frases de respuesta


Pero en ciertos casos es más digno dejarse llevar de un impulso ciego, provocado por un gran amor, que oponerse a él.

Frases de gran amor


No quería que sus palabras gritaran su dolor.

Frases de grito


La vida sería mucho más agradable si uno pudiera llevarse a donde quiera que fuera, los sabores y olores de la casa materna.

Frases de hogar


Cuando se habla de comer, hecho por demás importante, sólo los necios o los enfermos no le dan el interés que merece.

Frases de comer


Ella tampoco hablaba, pero no era necesario. Desde un principio se estableció entre ellas una comunicación que iba más allá de las palabras.

Frases de comunicación


Claro que lo sabía. Y claro que lo iba a considerar cuando tomara su decisión, la definitiva, la que determinaría todo su futuro.

Frases de decisión


Generalmente, ésa es la manera en que se escribe la historia, a través de las versiones de los testigos presenciales, que no siempre corresponden a la realidad.

Frases de testigo


(...) Los olores tienen la característica de reproducir tiempos pasados junto con sonidos y olores nunca igualados en el presente

Frases de olor


(...) Inclusive se convertían en motivo de diversión, a tal grado que durante su niñez Tita no diferenciaba bien las lágrimas de la risa de las del llanto. Para ella reír era una manera de llorar.

Frases de llanto


Lástima que en aquella época no se hubieran descubierto los hoyos negros en el espacio, porque entonces le hubiera sido muy fácil comprender que sentía un hoyo negro en medio del pecho, por donde se le colaba un frío infinito.

Frases de frío

Obras relacionadas

Como agua para chocolate

Como agua para chocolate (1989), Laura Esquivel
  • Libro, 1989
  • Frases de Como agua para chocolate: Una mujer, sus amoríos y la relación con su familia, todo en los fogones de una vieja cocina donde se traduce la pasión y el amor reprimidos por la dura moral de una familia mexica.
  • Libro esencial

Autor

Laura Esquivel (1950): Escritora, novelista, dramaturga, guionista y profesora mexicana, autora de "Como agua para chocolate" (1989), "La ley del amor" (1995), "Íntimas suculencias" (1998), "El libro de las emociones" (2000).


Palabras clave

Ficción histórica Esencia de la vida Amor imposible Adaptada al cine Historia de amor Realismo mágico Cocinar

Síguenos en