Frases de Central Park

Central Park

13 frases de Central Park de Guillaume Musso, libro de 2014.... Alice Schäfer, capitana de la Brigada Criminal de París, se despierta profundamente desorientada, se encuentra esposada a un desconocido en un parque con un arma que no es la suya. ¿Qué pasó?.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Guillaume Musso son: amor imposible, asesino en serie, confianza, enfermedad de alzheimer, intrigas, jazz, nueva york, parís, pérdida de recuerdos.

Frases de Guillaume Musso Libros de Guillaume Musso

Frases de Central Park Guillaume Musso

01. Alguien que ha sabido ver en mí algo que no era lo que yo quería mostrarle...

Mirarse


02. Hay pruebas que no se superan nunca verdaderamente, pero a las que, pese a todo, se sobrevive.

Pruebas


03. En cada una de esas ocasiones te dirás que, te pase lo que te pase ahora, todos esos momentos arrebatados a la fatalidad valía la pena vivirlos. Y que jamás podrá quitártelos nadie.

Fatalidad


04. (...) Husmeaba en los estantes, permitiéndose por un breve instante un retorno a la infancia: figuritas de dinosaurios, puzles Ravensburger de cinco mil piezas, muñecos de Playmobil, cochecitos metálicos, trenes eléctricos, circuitos laberínticos... "Un auténtico paraíso para críos".

Juguete


05. En mayo me enteré de que esperaba un hijo. Hay momentos en la existencia en los que una puerta se abre y tu vida se desliza en medio de la luz. Raros instantes en los que algo se abre dentro de ti. Flotas, ingrávida; circulas por una autopista sin radar. Las elecciones se vuelven límpidas, las respuestas sustituyen a las preguntas, el miedo cede el puesto al amor.

Lucidez


06. Menudo coñazo la Nochebuena. Menudo coñazo las obligaciones familiares. Menos mal que Navidad sólo es una vez al año. Aunque, para mí, esto sigue siendo demasiado.

Navidad


07. Es a la vez mi fuerza y mi debilidad: hacer lo que me dice el instinto más que lo que me dicta la razón.

Instinto


08. Anestesiarme el cerebro, insensibilizarme el corazón es el único medio que han encontrado para impedir que me corte las venas o salte por la ventana.

Anestesia


09. Basta un instante. Una mirada. Un encuentro. Para revolucionar una existencia. La persona idónea, el momento idóneo. El capricho cómplice del azar.

Capricho


10. ¡Sí, los recuerdos estaban ahí! Al alcance de las neuronas. Agazapados en los meandros brumosos de su subconsciente.

Neuronas


11. Hay momentos raros en la existencia en que una puerta se abre y la vida te ofrece un encuentro que ya no esperabas. El del ser complementario que te acepta tal como eres, que te toma en tu totalidad, que intuye y acepta tus contradicciones, tus miedos, tu resentimiento, tu ira, el torrente de fango oscuro que corre por tu cabeza. Y que lo apacigua. Ese que te tiende un espejo en el que ya no te da miedo mirarte.

Amor de mi vida


12. Habrá mañanas claras y otras oscurecidas por las nubes. Habrá días de duda, días de miedo, horas vanas y grises en salas de espera con olor de hospital. Habrá paréntesis ligeros, primaverales, adolescentes, en los que la propia enfermedad caerá en el olvido. Como si no hubiera existido nunca. Luego la vida continuará. Y tú te agarrarás a ella... Habrá paseos a orillas del mar, el olor de la hierba cortada, el color del cielo después de una tormenta. Habrá días de pesca con marea baja. Bufandas alrededor del cuello para protegerse del viento. Castillos de arena que plantarán cara a las olas saladas... Habrá una mañana de invierno en la que se me hará tarde para ir a trabajar... Habrá Sudor, sangre, el primer grito de un bebé. Un cruce de miradas. Un pacto por la eternidad. Biberones cada cuatro horas, bolsas de pañales apiladas, lluvia en los cristales, sol en tu corazón... Habrá... Un cambiador, una bañera con forma de concha, otitis recurrentes, un zoológico de peluches, nanas tarareadas. Sonrisas, salidas al parque, primeros pasos, un triciclo en el camino del jardín... El tiempo pasará. Habrá otras temporadas en el hospital, otras pruebas, otras señales de alarma, otros tratamientos. En cada una de esas ocasiones, irás al frente con el miedo metido en el cuerpo, el corazón encogido, sin mejor arma que tus ganas de seguir viviendo. En cada una de esas ocasiones te dirás que, te pase lo que te pase ahora, todos esos momentos arrebatados a la fatalidad valía la pena vivirlos. Y que jamás podrá quitártelos nadie.

Señales


13. Uno no desconfía nunca del portador de una buena noticia.

Desconfianza

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Central Park" de Guillaume Musso.

Síguenos