Frases de Celebraciones

Celebraciones

16 frases de Celebraciones (Célébrations) de Michel Tournier, libro de 1999.... Textos breves donde se celebra la riqueza inagotable del mundo. Ironía y ternura por esta gran ventana desde la que asomarse al mundo y admirarse.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Michel Tournier son: conciencia de la muerte, dejar volar la imaginación, filosofía, fuerza de la pasión, valorar la vida, voluntad de vivir.

Frases de Michel Tournier Libros de Michel Tournier

Frases de Celebraciones Michel Tournier

01. Quien no es capaz de admiración es un miserable.

Miserable


02. Vacaciones. El adjetivo correspondiente: vacante, que significa vacío, ausente, hueco.

Vacaciones


03. El bosque es una parte esencial de nuestra herencia afectiva humana.

Herencia


04. El árbol, con todas sus ramas, invita al pájaro a que venga a habitarlo.

Árbol


05. El queso, junto con el pan y el vino, constituye la trinidad de la mesa europea.

Queso


06. El labrador no quiere ver crecer más que lo que él sembró, y el resto, para él, son parásitos.

Parásitos


07. (...) El bosque es también la gran naturaleza viva y vivificante, el triunfo de la clorofila, el regreso a los orígenes.

Bosque


08. Muchas veces oímos hablar de "desintoxicación" a la gente que está de vacaciones. ¿No sería mejor que empezaran por no intoxicarse?

Vacaciones


09. El ritual tan francés de las vacaciones a la orilla del mar constituye un viaje iniciático que nos ha marcado a todos.

Ritual


10. El juguete exige caricias, incluso caricias en la cama y en el sueño. ¿Qué es una caricia? Es un roce que toma posesión de la materia profunda.

Juguete


11. Puede afirmarse que el océano -su misterio, su infinitud, su gran vida solitaria bajo el cielo cambiante- es la metafísica al alcance de un niño de siete años.

Océano


12. Antiguamente, los artesanos y campesinos no se tomaban vacaciones. Ni se les ocurría, en realidad no las necesitaban mucho. Trabajaban a la vez según el ritmo de las estaciones y siguiendo su propio ritmo.

Vacaciones


13. Conocí a un viejo ebanista gruñón y minucioso. Un día, entre las palabrotas que mascaba entre dientes, le oí decir: "Todos los que no trabajan la madera son unos cabrones". Yo diría: todos los que trabajan la madera son unos señores.

Madera


14. La desgracia de los trabajadores, y también su ardiente necesidad de reposo, no empezó hasta la industrialización y la formación de grandes ciudades. Entonces ya no es el individuo y su vida cotidiana, ni las estaciones, lo que marca el ritmo del trabajo, sino la ley implacable del rendimiento máximo.

Vida cotidiana


15. El supremo jardinero separa las buenas plantas de las malas hierbas. Y así como los elegidos se dirigen en cortejo hacia el Paraíso y los réprobos se precipitan al Infierno, la rosa, el lirio y la dalia florecen en los arriates, mientras que el muraje y la grama se marchitan en el montón de abono escondido detrás del seto.

Plantas


16. Los músculos de nuestro cuerpo necesitan de promedio unas ocho horas de sueño cada día para descansar. Sólo un músculo escapa a esta discontinuidad, el músculo cardiaco. Late toda la vida sin parar. ¿Quiere ello decir que no descansa? Muy al contrario, sin duda descansa más y mejor que todos los demás. El secreto del corazón consiste en que descansa durante la fracción de segundo que separa dos latidos. Dicho de otro modo, su reposo, su sueño, sus vacaciones están pulverizadas e íntimamente mezcladas con el trabajo. Trabajar como un corazón. Realizar un trabajo tan agradable, creativo, variado y sobre todo tan integrado en la vida cotidiana, tan rítmico en sus fases de esfuerzo y maduración que contenga en sí mismo su descanso y sus vacaciones.

Descansar

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Celebraciones" de Michel Tournier.

Síguenos