Frases de Campo de sangre

Campo de sangre

31 frases de Campo de sangre de Max Aub, libro de 1945.... Relato que empieza la Nochevieja de 1937 y finaliza el día de San José de 1938. Barcelona y Teruel -la batalla de Teruel- sirven de telón de fondo. Una gran expresión de la angustiosa precariedad de la guerra.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Max Aub son: ambientada en españa, angustia, batalla de teruel, espionaje, guerra civil española, guerrilleros, tragedia, traidores.

Frases de Max Aub Libros de Max Aub

Frases de Campo de sangre Max Aub

01. Eso ha sido siempre lo español: aguantar.

España


02. El teatro evoluciona según los sueños de los hombres.

Obra de teatro


03. Lo español: el puñado y el tirar p'adelante.

Español


04. ¿Cómo pueden vivir los que creen que todo está escrito?

Escrito


05. Toda nuestra felicidad reside en la razón.

Razón


06. Toda esta tierra nuestra, España, tierra de moros y cristianos.

España


07. Los españoles somos grandes cuando somos cien; más, nos entrematamos.

Español


08. La vida no es sueño ni teatro: el teatro es sueño.

Teatro


09. No hay teatro de circunstancias. No hay más que teatro de circunstancias.

Teatro


10. Lo que sobrevive en la tierra es la obra y no uno mismo.

Obra


11. Toda la desesperación humana radica en la imposibilidad de expresarse con exactitud.

Exactitud


12. Todos los que hacen algo es porque les sale de adentro y creen en Dios.

Concebir


13. Al español, la muerte: un comino. Hoy todos los que no temen la muerte son españoles.

Español


14. Lo español: lo mudéjar y el barroco: el oriente y lo gótico pasados por el Estrecho.

España


15. ¿No has estado en la cárcel? ¿Por quién me has tomado? No hay español decente sin ella.

Decente


16. En España nunca hubo partidos, sino jefes políticos. Estamos acostumbrados a que nos gobiernen siguiendo voluntades y no doctrinas.

España


17. ¡Tanto gallear de indiferencia hacia la posteridad y no pensar en otra cosa! El deseo de inmortalidad, ¿Es ofensa a Dios?

Inmortalidad


18. Aborrecemos la subordinación, que nos numeren, que nos manden, que nos obliguen, que nos digan sin consultarnos: Haz esto o lo otro.

Opresión


19. Si sólo sospechas la posibilidad de un mundo mejor, debes obligar a tu propia razón a emprender el camino para buscarlo.

Cambiar el mundo


20. Creo que bastaría que me dijeran haz esto, para no hacerlo o hacerlo de mala gana. Ahí me conozco la sangre española.

Oprimidos


21. El teatro es el público; tiene el teatro que quiere; ve y va al teatro que quiere. Sin público no hay teatro.

Auditorio


22. Nada hay más desesperante para el hombre que preguntarse en la meseta o en el ocaso de su vida: ¿Para qué he vivido?

Ocaso


23. El español tiene las entrañas nómadas, explíquese por ahí los conquistadores. El hálito del pillaje, y de ahí los guerrilleros.

Conquistadores


24. No se puede creer en Dios sin haber dudado de él. Sin desesperar. Quien tiene plena seguridad de la existencia de Dios, no cree en Dios.

Confianza en Dios


25. El teatro y la novela nacen poco más o menos juntos de las cenizas de lo épico y de las canciones: cuando los pueblos ponen casa.

Canciones


26. Creo en el teatro, teatro. El teatro, prueba más evidente, la más única, de la falsedad del materialismo. El teatro, prueba de la existencia de Dios.

Obra de teatro


27. Toda nuestra tragedia desde que los españoles tuvieron razón de sentirse hombres, nace de que no sabemos perder. No nos resignamos. No teniendo concepto del tiempo, no sabemos esperar.

Perder


28. El amor es darse sin darse, entregarse y continuar siendo. Juego, en el mejor sentido de la palabra. Encontrarse en otro ser, enlazarse, acabar siendo un nudo hecho de dos guitas distintas. Un no saber por dónde salir.

Encontrarse


29. Lo eterno es el espíritu. Espíritu igual a lengua, igual a literatura. Lo eterno: la literatura. Teatro: lengua y bulto; carne y espíritu; sangre y literatura. Del teatro, la lengua. La lengua, el texto. Lo que queda es la literatura; lo que se salva.

Texto


30. No creo en la muerte. Me importa un bledo. El español prefiere el nicho al enterramiento por lo que tiene de coito el meter el ataúd en el muro. El español tiene poco que perder en esta vida y mucho que ganar en la otra.

Ataúd


31. Un idioma sin blasfemias no es lenguaje. Una palabrota bien plantada, en su sitio, en su tierra, a su tiempo, es insustituible. El reniego asienta y clava el idioma en tierra, contra los cielos. Si los españoles no pudiésemos emplear interjecciones soeces nos íbamos a ver negros.

Blasfemia

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Campo de sangre" de Max Aub.

Libros parecidos

Síguenos