Frases de Buscando a Alaska - Página 2

32. Te pasas toda la vida atorado en el laberinto, pensando en cómo vas a escapar de ahí un día y qué fabuloso será; imaginar ese futuro te mantiene con vida, pero nunca te escapas. Sólo utilizas el futuro para escapar del presente.

Laberinto


33. Espera -tomó un lápiz y se puso a garabatear en el papel a toda velocidad, como si acabara de tener una revelación matemática y luego me miró-. Acabo de hacer algunos cálculos y he podido determinar que eso es puro cuento.

Revelación


34. Llega un momento en que nos damos cuenta de que nuestros padres no se pueden salvar a ellos mismos ni salvarnos a nosotros, que a todos los que navegan por el tiempo, tarde o temprano, la corriente los arrastra hacia el mar, y que, en pocas palabras, todos nos vamos.

Paso del tiempo


35. ¿Cuál es la naturaleza de ser una persona? ¿Cuál es la mejor manera de ser una persona? ¿Cómo llegamos a ser y qué será de nosotros cuando ya no seamos? En pocas palabras: ¿Cuáles son las reglas de este juego y cuál es la mejor manera de jugarlo?

Arte de vivir


36. (...) Pero me faltaba valor, ella tenía novio, yo era torpe, ella era preciosa, yo era un aburrido sin remedio y ella era fascinante hasta el infinito. Así que regresé a mi habitación y caí sobre la litera inferior, pensando que si las personas fueran lluvia, yo sería llovizna y ella, un huracán.

Preciosa


37. (...) Los budistas son más complicados, debido a la doctrina de Buda de anatta, que básicamente expone que las personas no tienen un alma entera. En vez de ello, cuentan con un montón de energía que es transitoria y migra de un cuerpo a otro, reencarnando sin fin hasta alcanzar algún día la iluminación.

Buda


38. Las personas, pensé, querían seguridad. No podían soportar la idea de que la muerte fuera un gran vacío oscuro, no soportaban pensar que sus seres amados ya no existieran y ni siquiera se podían imaginar a ellos mismos fuera de la existencia. Finalmente, concluí que las personas creían en una vida después de la vida porque no soportaban no hacerlo.

Seguridad


39. "Todo lo que se une se deshace", -dijo el Anciano-. Todo. La silla sobre la cual estoy sentado fue labrada; por lo tanto, se deshará. Yo me desharé, probablemente antes que esta silla. Y ustedes se desharán. Las células, los órganos y aparatos que los conforman se juntaron, crecieron y por ende, deberán deshacerse. El Buda sabía una cosa que la ciencia no probó sino hasta milenios después de su muerte: la entropía se incrementa. Las cosas se deshacen.

Entropía


40. No estoy coqueteando. Sólo estoy cansada -se justificó, pateando sus chanclas. Subió los pies al sofá de hule espuma, metiéndolos detrás de un cojín, y se arrimó arriba para poner la cabeza en mi regazo. Mis pantalones de pana. Mi calzón bóxer. Dos capas. Podía sentir la calidez de su mejilla sobre mi muslo. A veces es apropiado, incluso preferible, tener una erección cuando el rostro de alguien está muy cerca de tu pene. Ésta no era una de esas veces. Así que dejé de pensar en las capas y la calidez, encendí la TV en silencio, y me enfoqué en "Decapitation". A las 8:30 apagué el juego y me alejé de Alaska.

Cerca de ti

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Buscando a Alaska" de John Green.

Libros parecidos

Síguenos