Frases de Buenos días, tristeza


Sabía muy poco todavía del amor: citas, besos y hastíos.

Frases de amar y dejarse amar


Tenía también una risa extraordinaria, comunicativa y plena, como sólo la tiene la gente un poco tonta.

Frases de risa


A ese sentimiento desconocido cuyo tedio, cuya dulzura me obsesionan, dudo en darle el nombre, el hermoso y grave nombre de tristeza.

Frases de tedio


Confundes tipos de inteligencia con edades de la inteligencia.

Frases de inteligencia


Nos acostumbramos a los defectos de los demás cuando no nos creemos obligados a corregirlos.

Frases de defectos


¡Qué fácil me resultaba dirigir sus pensamientos! Me aterraba un poco conocerlo tan bien.

Frases de manipulación


No sueles pensar en el futuro, ¿Verdad que no? Es el privilegio de la juventud.

Frases de privilegio


Porque la noche sería interminable sin él, sin él pegado a mí, sin su pericia, sin su súbita fogosidad y sus largas caricias.

Frases de lujuria


Me sorprende la nitidez de mis recuerdos a partir de aquel momento. Adquirí una conciencia más atenta de los demás, de mí misma. La espontaneidad y un egoísmo fácil habían sido siempre para mí un lujo natural. Me habían acompañado siempre. Y de repente aquellos pocos días me alteraron lo bastante como para obligarme a meditar, a poner atención en mi vivir. Sufría todos los horrores de la introspección sin, por ello, reconciliarme conmigo misma. "Ese sentimiento hacia Anne", pensaba, "es estúpido y miserable, y el deseo de apartarla de mi padre, feroz. " Pero ¿Por qué juzgarme así? Siendo sencillamente yo, no era libre de calibrar lo que ocurría. Por primera vez en mi vida ese "yo" parecía dividirse y el descubrimiento de semejante dualidad me sorprendía enormemente. Encontraba disculpas, me las murmuraba a mí misma, juzgándome sincera, y bruscamente surgía otro "yo" que tachaba de falsos mis propios argumentos, gritando que me engañaba a mí misma, por más que pareciesen de lo más verosímil. Pero, en realidad, ¿No era esa otra quien me engañaba? ¿No era esa lucidez el peor de los errores?

Frases de introspección

Obras relacionadas

Buenos días, tristeza

Buenos días, tristeza (1954), Françoise Sagan
  • Libro, 1954
  • Original: Bonjour tristesse
  • Frases de Buenos días, tristeza: Una joven de diecisiete años y su padre viven felices, despreocupados, entregados a la vida fácil y placentera... Pero la aparición de Anne cambiará esta relación para siempre.
  • Libro esencial

Autor

Françoise Sagan (1935-2004): Escritora, novelista, dramaturga y guionista francesa, autora de "Buenos días, tristeza" (1954), "Una cierta sonrisa" (1956), "¿Le gusta Brahms?" (1959), "Golpes en el alma" (1972) y "Con mi mejor recuerdo" (1984).


Palabras clave

Volver a enamorarse Celos Adaptada al cine Adolescencia Manipulación Libertinaje Tristeza Relación padre-hija Complicidad Mayoría de edad

Síguenos en