Frases de ¡Buen trabajo!

¡Buen trabajo!

6 frases de ¡Buen trabajo! (Nice work) de David Lodge, libro de 1988.... Ella es profesora universitaria, feminista y muy culta. Él es conservador y con escasos intereses culturales... El destino cruza sus caminos.. ¿Cuál será el resultado?.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de David Lodge son: amor imposible, desempleo, director, ficción sobre escritores, ficción universitaria, historia de amor, parejas desparejas, profesor, sátira.

Frases de David Lodge Libros de David Lodge

Frases de ¡Buen trabajo! David Lodge

01. ¿Ha observado que, en el mundo moderno, las buenas noticias llegan por teléfono y las malas por correo?

Correo


02. Las personas que se deslizan y resbalan en las aceras, salpicadas con aguanieve por el tráfico cercano, parecen estoicamente desdichadas, como si no esperasen nada mejor de la vida.

Nevada


03. Robyn Penrose, lectora temporal de literatura inglesa en la Universidad de Rummidge, sostiene que "personaje" es un mito burgués, una ilusión creada para reforzar la ideología del capitalismo.

Burgués


04. ¿En qué otra lugar había de tener el sexo el ser humano, sino en la cabeza? El deseo sexual era un juego de significantes, una infinita desfermentación y desplazamiento de placer anticipado que el brutal acoplamiento de los significados interrumpía temporalmente.

Sexual


05. Crecimos en un período en que el estado estaba de moda: escuelas estatales, universidades estatales, artes subvencionadas por el estado, estado asistencial, medicina estatal...Todo esto eran cosas en las que creía la gente progresista, llena de energías. Ahora ya no es así. La izquierda habla mucho de todo esto, pero sin convencer a nadie, ni siquiera a ellos mismos.

Progresistas


06. Las tiendas son llamativas o bien sórdidas. Los escaparates de las primeras están abarrotados de artículos baratos producidos en serie, hileras de televisores conjuntivales estremeciéndose y parpadeando al unísono, frigoríficos y lavadoras de un blanco cegador, feos zapatos, feas ropas y muebles increíblemente feos, todos ellos a base de revestimientos de plástico y telas sintéticas. Los escaparates de las tiendas sórdidas son como cementerios para géneros a los que nadie quiere ni desea: fláccidos vestidos con estampado floral, ropa interior amarillenta, tabletas de chocolate manchadas por las moscas y polvorientos juguetes de plástico.

Ropa interior

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "¡Buen trabajo!" de David Lodge.

Síguenos