Frases de Azul casi transparente

Azul casi transparente

8 frases de Azul casi transparente (Kagiri naku toumei ni chikai buruu) de Ryu Murakami, libro de 1976.... Un grupo de jóvenes que viven cerca de una base aérea estadounidense y llevan una vida pasiva y autodestructiva, con todo tipo de excesos y carencias.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Ryu Murakami son: adolescentes, escándalo, excesos, música, sexualidad, surrealismo, uso de drogas, vidas solitarias, violencia.

Frases de Ryu Murakami

Frases de Azul casi transparente Ryu Murakami

01. (...) El espejo oval del techo reflejaba nuestra desnudez.

techo


02. Y porque haya escrito este libro, no creas que he cambiado. Sigo siendo igual que entonces, de veras.

escrito


03. Por un instante, a la luz azul pálido del relámpago todo se hizo transparente. (...) Y entonces descubrí una línea curva atravesando la transparencia.

transparente


04. La lluvia producía diferentes sonidos en distintos lugares. Al ser absorbida entre la hierba, la gravilla o la tierra, sonaba como una orquesta de pequeños instrumentos musicales. (...) era la bajada de la heroína.

adicción


05. Pero aquella vez, temblando en el húmedo banco, me había dicho a mí mismo: "Eh, mira bien. ¿No está el mundo todavía bajo tus pies? (...) No te asustes, me dije, el mundo está todavía debajo tuyo".

vértigo


06. Una neblina de olor dulzón flotaba ante mis ojos, me sentía la cabeza pesada y entumecida. (...) Mientras iba respirando me olvidaba de quién era. Pensé que muchas cosas fluían gradualmente de mi cuerpo, me convertí en una marioneta.

títeres


07. No era el sonido de un avión. Era el zumbido de un insecto, en algún lugar detrás de mi oreja. Más pequeño que una mosca, revoloteó por un momento ante mis ojos, luego desapareció en un oscuro rincón de la habitación.

mosca


08. La oscuridad exterior parecía tragarme.

oscuridad

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Azul casi transparente" de Ryu Murakami.

Síguenos